sábado, 22 de octubre de 2011

… Time to change,… para todos

En este momento en el que lo irracional está a flor de piel y las emociones surgen con fuerza de nuestros corazones, creo que es necesario poner algo de racionalidad e inteligencia emocional en el escenario de nuestro futuro como pueblo y como nación.

Comenzaré por las víctimas -si, “todas” como se recalca en todos foros en los que estos días se esta hablando del tema - y por todos los sectores de nuestra sociedad que durante estos interminables años hemos sufrido.

La memoria es importante y clave para resolver todo esto, nunca puede haber perdón si hay olvido y es mejor que nos vayamos haciendo a la idea de que el tiempo no cura, normalmente enquista y hace callo en aquello que no está resuelto.

El perdón viene de la reflexión del daño recibido y del tránsito del duelo hacia un futuro saludable con las heridas restañadas y las cicatrices curadas. Por tanto las victimas necesitarán pasar por ese duelo atascado durante años por haber estado siempre escarbando en el lógico dolor recibido y quienes han producido ese dolor necesitarán pasar sus propios duelos y ser capaces de ver con realidad el daño producido y buscar el perdón con valentía y madurez.

Tareas ambas, arduas sin duda y que no podrán nunca ser si no cambiamos todos la actitud,… más allá del inútil debate de quién ha ganado la guerra,… tenemos la oportunidad de decidir quienes queremos que ganen el futuro de este pequeño país nuestro,… y creo que nadie pondrá pegas si por fin ponemos en práctica eso que tanto se oye en determinados foros y que a todos nos gusta tanto,… el “Win-Win”.

¿No es este tal vez el mejor momento para que, como ocurre en los equipos de innovación, tengamos claro que la mejora del de al lado me mejora a mi como individuo y como grupo y no me beneficia para nada que el otro se quede atrás porque a la larga pierdo y perdemos?...

Y no hay otra que mirar hacia delante, decidir que queremos ser “de mayores” y buscar hasta la extenuación lo que nos une y no lo que nos separa,… y aquí queridas/os amigas/os, nos toca a todos y cada uno de nosotros,… descartemos los “peros” y usemos los “y”…

En los cursos, en esas bonitas entradas de Facebook, en nuestras frases lapidarias de Twitter, en las maravillosas conferencias de nuestros gurús de las relaciones en las empresas, la educación o la sociedad, nos pasamos el día escuchando las bondades de la cooperación, del procomún, de la importancia de las personas, de todas y cada una, de la superación de los conflictos con el diálogo, la empatía, la escucha activa, incluso la famosa escucha sublime, de romper barreras, de la potencia positiva del ser humano… incluso del Amor con mayúsculas,… ¿Y?,…

Pues queridas y queridos,… es el momento de ponerlo en práctica porque nos jugamos nuestro futuro y el de nuestros hijos y nietos, ¿que sociedad queremos construir a partir de ahora?

Efectivamente la sociedad se construye todos los días y ya estaba siendo construida antes de que se anunciara la gran noticia del siglo para nuestro país y quienes ejercían sobre ella la presión de la violencia cambiaran de uno u otro modo su manera de actuar (Porque la realidad es que han cambiado, nos guste o no), hasta ahí de acuerdo.

Del mismo modo las empresas antes de las crisis y durante ellas también estaban haciendo negocios y funcionando, muchas veces a pesar de los avatares de los mercados o de sus propias incompetencias, defectos, etc.,… y llegó aquello de la “Crisis – oportunidad”,… quién no conoce la expresión,…

Pues yo propongo que aprovechemos la Oportunidad para reinventarnos, para que por fin la igualdad, la justicia, el respeto por las diferencias y la potenciación de las mismas como algo que nos va a enriquecer como sociedad sean la bandera de negociaciones, elecciones, mesas varias,… pero no sólo.

También que sea el norte de las relaciones con nuestro vecino, con nuestra compañera de trabajo, con ese colega de la cuadri que piensa diferente,…

Tenemos el derecho a decidir lo que queremos ser,… y hasta que nos den la oportunidad de hacerlo de modo formal, empecemos a decidir en cada una de nuestras vidas que queremos ser, que tipo de sociedad quiero generar con mis actitudes y tal vez, si lo hacemos así,… empecemos a autodeterminarnos sin darnos cuenta,… tal vez no necesitamos que nadie nos de el derecho, tal vez sólo tal vez, nacerá de cambiar la postura de víctima (De cualquiera de los lados que se vea) por la de protagonista y de empezar a coger el volante de nuestro destino, como individuos, como grupo o como sociedad y ganarnos los derechos ejerciéndolos con inteligencia emocional, empatía, escucha, respeto, cooperación, respeto por las diferencias… en fin con todo lo que nos llena la boca y nos encanta leer o escuchar,… y nos reafirma en nuestros VALORES,…

Tienes una oportunidad única de hacer historia,… ¿la quieres?

miércoles, 4 de mayo de 2011

“La Emoción de la Transformación” desde mi Emoción

Bueno,… ya ha pasado todo hace unos días, los nervios, el subidón, la alegría, algunas penas, ya acabó la presentación de nuestra criatura. Al final el libro ha visto la luz y por lo que vamos oyendo,… va gustando y sobre todo se le va viendo “realidad” y relación con el día a día de algunas personas,… lo cual nos tranquiliza a algunos de los que hemos estado en medio de este proyecto, ya que era una de nuestras preocupaciones.

Pero no vengo a mi rincón a hablar de esto, que ya está más que dicho y redicho, si os apetece leerlo ya sabéis, se descarga en http://bit.ly/gwrxrU y os lo ponéis en el iBook para los tiempos muertos. Mi idea es contaros lo que me pasó en ese acto, en los momentos previos y en los momentos posteriores y relataros las emociones que surgieron desde dentro de mí en todo este proceso.

Ni que decir tiene que este ha sido un proyecto muy especial por muchas razones, porque que soy un escritor frustrado (De momento), por el fantástico equipo con el que he colaborado en estos meses, por el compromiso con la difusión de las competencias de la Inteligencia Emocional, por la ilusión de explicar a los demás lo que hacemos en el Consorcio de Inteligencia Emocional,… por muchas razones.

Pero ahora que no nos oye nadie, me gustaría hablaros de mis emociones, las mías desde el punto de vista de co-autor del relato y que han marcado un hito importante para mi, tanto desde el punto de vista personal como profesional (Si esta división puede hacerse en mi caso).

Durante tiempo, estuvimos trabajando codo con codo los autores y los coordinadores del proyecto, para sacar a la calle a esta criatura, con una fecha concreta y determinada como objetivo final y eso ya de por sí, hace que sientas orgullo de la labor realizada y de tu papel en el equipo, sin duda cuando se cumple la expectativa y llega el gran día.

Y ese día llega y además, te toca salir a la palestra y hablar de la idea, del proceso, de lo que te ha traído a ese día, 12 de Abril de 2011, el “día D”.

Para mi fue un día muy especial por varias razones que puedo resumir en tres motivos fundamentales.

Por un lado, el final del proyecto me emocionó, me emocionó ver al equipo varias horas antes, preparado para que todo saliera a la perfección, me emocionó sentir esa corriente de energía que se da, esa magia que se siente cuando estas con “tu” equipo, tu gente, los que comprenden el proyecto y el esfuerzo mejor que nadie,…

Por otro lado, tengo que deciros que sentí una emoción muy profunda e intensa al ver la cantidad de personas que me ofrecieron su afecto durante el día de la presentación, tanto desde el propio equipo como de quienes que acudieron al acto, como de otras/os muchas/os que no pudieron acudir y que llamaron, mandaron, mensajes, sms, etc.. Tengo que confesaros que fue para mí una gran sorpresa y una gran alegría ver la cantidad de personas que me rodearon y me dieron su cariño y su adhesión.

Ni que decir tiene que el ver a todas las personas que se acercaron -y a algunas muy en especial por lo que significaba el esfuerzo de estar allí- me emocionó profundamente y me hizo ver el gran capital que poseo en forma de “Cariño Circulante”… y la verdad es que sólo siento gratitud cuando revivo aquellas horas.

Y en tercer lugar la última confesión: Yo llegué a ese día con la emoción negativa del miedo, del miedo a enfrentarme a un auditorio muy numeroso al que nunca me había enfrentado y con la conciencia de que era el momento de enfrentar ese miedo.

Quienes me conocen un poco saben que no me gusta predicar lo que no practico y que no sería muy honesto a mi entender en mi práctica profesional, plantear a las personas que hay que enfrentar los miedos y sin embargo no enfrentar yo los míos, de modo que en cuanto se presentó la ocasión, que sin duda era ésta, me subí al carro de mis miedos y decidí enfrentarlo usando las herramientas que en el propio libro recomendamos,... practicando una de las Competencias de la Inteligencia Emocional: La Regulación Emocional, ser capaz de identificar las emociones negativas y volverlas en tu propio beneficio, superando lo que tienen de incapacitantes y negativas para uno mismo.

Y lo conseguí. Incluso conseguí más, decidí que mi objetivo no era “pasar el trago” lo mejor posible y sin que se notara, sino que busqué algo más: Disfrutar del momento. Era un momento esperado durante meses y no estaba dispuesto a perdérmelo por combatir miedos irracionales, así que puse el listón un poco más arriba: Voy a pasármelo bien en mi exposición, en mi momento.

Y tengo que confesaros que lo conseguí, que me encontré a gusto, que disfruté del momento y que gracias a la Regulación de mis Emociones, tengo grabado ese momento como algo muy placentero,…

Esto no es magia, ni recetas de no se sabe que gurús, esto es real, práctico y se puede aplicar a la vida,… y funciona, yo doy fe de ello.

Nada más, sólo quería compartir con vosotros las emociones sentidas y vividas ese día al que tal vez doy más importancia de la que se merece, pero que os aseguro que nunca olvidaré.

martes, 1 de febrero de 2011

Androginia e Inteligencia Emocional

El pasado viernes arrancamos el año 2011 en el Consorcio de Inteligencia Emocional con un interesante Taller Monográfico en torno a las Competencias de la Inteligencia Emocional y la Androginia.

Nuestra compañera Leire Gartzia nos contó parte de su tesis doctoral que versa en buena medida sobre este tema y la verdad es que tengo que decir que, como siempre en estas actividades que organiza el CIE, -con Olga Gómez a la cabeza, cómo no!!- se habló mucho, se compartió mucho y se aprendió mucho también, al menos en lo que a mi respecta.

Desde la diferenciación entre sexo y género, el primero más bien biológico y el segundo más transido por lo cultural, nos adentramos en el análisis de los modelos y estereotipos sociales y empresariales que han definido nuestra realidad sociocultural durante mucho tiempo y que aún tienen, según el estudio de Leire, algún tiempo más de vida -si tenemos en cuenta nuestra realidad social- antes de que lo acabemos superando y cambiando.

Desde los modelos de gestión basados en las personas, tan de moda hoy en día, es indudable que si hacemos caso a los temas de género, es también necesaria una revolución que pase por la superación de la estereotipificación masculino – femenino como modelos empresariales, donde lo tradicionalmente masculino predominaría sobre competencias más bien adscritas a lo femenino en cuanto a los roles desempeñados y las competencias emocionales desplegadas según los puestos y las responsabilidades.

Leire nos plantea la superación de este modelo desarrollando una identidad que desarrolle los rasgos de ambos estereotipos, donde será posible tener unas competencias u otras independientemente del sexo y donde se trataría de enriquecer nuestra conciencia de género, con un abanico mucho más amplio de competencias, no adscritas a un sexo u otro específicamente y que podíamos englobar en dos áreas fundamentales: Competencias Instrumentales y Competencias Expresivas, como modelo global a desarrollar.

Y desde el punto de vista emocional postula la búsqueda de la Androginia Emocional, que potencie los valores positivos de ambos géneros, tanto en lo social como en lo organizacional, de modo que si superamos los modelos masculinos en la gestión de nuestras organizaciones y postulamos modelos andróginos, es muy probable que todo el sistema de relaciones y la propia efectividad y felicidad de las personas se incremente de manera considerable también en el mundo laboral, dando oportunidad al desarrollo integral de las personas y por ende de las propias organizaciones, donde se ampliarán las competencias emocionales en los nuevos modelos de gestión en aras tanto de un aumento del bienestar de las personas como de una mejora sustancial en la gestión de las empresas.

Posteriormente y como consecuencia de la exposición de Leire, creamos varios grupos de reflexión en torno al tema con la intención de buscar qué Agentes pueden ser los protagonistas de ese cambio y qué Acciones podríamos postular.

Nos os voy a abrumar en este post con todas las ideas que salieron de los equipos, que fueron muchas y muy interesantes, pero si os diré que se habló mucho del sector de la enseñanza, del sector empresarial y en especial de las consultoras (Algunos de los que allí estábamos nos dedicamos a eso) y se aportaron muchas interesantes ideas que en alguna medida se van a ir poniendo en práctica en el equipo de trabajo del CIE que allí mismo se creó Ad Hoc.

Temas como técnicas de apoyo a padres y profesores, uso de la música y de las artes como transmisión de la androginia emocional, profundización en la relación entre la Androginia y los Roles que ejercemos en los equipos de trabajo, Coaching para acompañar en los cambios de actitud a la hora de acometer determinados proyectos en las organizaciones en general y en las empresas en particular,… vamos, que el tema promete,… a ver si os animáis y lo vamos lanzando poquito a poco desde el CIE, ya sabéis,… nanopasos.

Todo por la Pasta

El pasado viernes tuve la suerte de estar invitado por los amigos de REDCA (Red de Consultores Artesanos) en su taller “Todo por la Pasta” a una tarde estupenda para compartir y aprender de gentes diversas en muchos aspectos, muy parecidos en otros.

Debo en principio agradecer a mi Amigo Julen Iturbe artesano de pro, que me invitó a esa tarde fantástica, encuadrada dentro de un encuentro de dos días que la Red de Consultores Artesanos organizó,… su “Congreso Mundial” digamos,…

Se habló mucho de la “red”, de cómo se puede formar, cómo relacionarse, si es más o menos fácil crearla y mantenerla, en base a qué, cómo colaboramos quienes trabajamos en red y las diferentes ideas y los diversos planteamientos que los consultores artesanos ponen en juego a la hora de trabajar en red.

Ya entrada la tarde, salió el tema de la “pasta”. Cómo se factura, cómo se cobra, quién nos “lleva” las cuentas, qué se cobra y cómo en algunas ocasiones aplicamos la “Economía Robin Hood”, ya sabéis, quitar a los ricos para darles a los pobres,… traducido, “al que tiene le clavamos y al que no le damos vidilla para que pueda gozar de nuestros servicios a un precio más asequible”.

También salió aquello del precio – hora, del precio por proyecto, de cuánto y de qué manera, de cuánto tenemos en capital circulante por ahí y de a quién le damos credibilidad como cliente,… y parece ser que muchos elegimos con quién trabajamos y cómo,… más allá de la propia supervivencia a veces.

Hablamos de valores, de visión, de futuro, de empresa, de cambiar estilos de trabajo, de ideas innovadoras de tratar nuestras finanzas,… Me dejo cosas, seguro.

Más allá de intentar hacer un resumen exhaustivo de la jornada, que ya hay mentes más hábiles que yo que son capaces de expresar en pocas líneas lo que ocurrió de modo más completo, me gustaría dejaros algunas de las enseñanzas que me llevé a casa. Os lo planteo casi en telegrama:

  • Flexibilidad a la hora de trabajar en red: No siempre con las mismas personas, según los proyectos,… adaptación
  • La Red es posible con sinceridad, confianza y colaboración entre iguales
  • Es importante siempre y a pesar de las crisis, intentar encaminar a tu empresa hacia el horizonte que has soñado, gestionando la incertidumbre y siguiendo con los principios que nos guiaron al fundarla
  • Coste por proyecto vs coste por horas en consultoría, dos visiones interesantes. Hay que darle una vuelta a esto
  • Coste por horas en formación, más fácil de establecer
  • Formación: baja el precio por volumen garantizado y “que se sepa” en las ofertas presentadas a los clientes
  • ¿Un variable de +/- 20% de diferencia a la hora de cobrar el proyecto en función de la satisfacción del cliente?
  • ¿Cuánto dinero tienes para esto?, te hago una oferta en función de lo que quieras/puedas gastar
  • ¿Qué valor tiene para el cliente el trabajo que hacemos? ¿Nuestras ofertas en función de esto?
  • Ganar – ganar: ecuación imprescindible para un artesano
  • Te cobro 600 euros por hora si quieres me “usas” 4 horas y te cobro lo mismo (En caso de desplazamiento largo para un tema corto)
  • Política de Precios tipo Robin Hood
  • Plus de placer o sufrimiento en las ofertas: ¿Lo añadimos o debemos añadirlo?
  • … y muchas otras que ya van desgranando mis compañeras/os en otros blogs

En definitiva, un día para aprender y aprender de gente sabia y con experiencias muy interesantes y enriquecedoras, que te deja ganas de volver a repetir.

Me gustaría agradecer a todos los organizadores y participantes su cariño, amabilidad, cercanía, sinceridad, capacidad de comunicación y todas las cosas que desde su intimidad han compartido con todos.

De corazón, muchas gracias,… nos seguiremos viendo por ahí,…