domingo, 26 de diciembre de 2010

Un Día de Aprendizaje

No puedo por menos que poneros, con su permiso, un precioso texto que me envía mi amiga María Fraile, todo sencillez y grandeza,… de cómo se pueden aprender las cosas más importantes, de lo más cotidiano y sencillo,… de la sabia gente mayor,…

“Una semana en carretera continuamente por la zona rural da para muchos aprendizajes y visiones.... qué sabia es la gente mayor!!!!

Os cuento uno de los días de esta semana.

Salgo del calor de mi casa para sumergirme en el mundo de las temperaturas bajo cero.

Amanecer con una bandada de pájaros que van en mi dirección y me acompañan.

Un pony negro y blanco que me echa una carrera. Yo tengo miedo a atropellarle y él tiene miedo a que acabe con su libre carrera.

Rosa me enseña que hay que agradecer a la vida a pesar de los pesares... quiere agradecer antes de olvidar hacerlo.

Juan cuenta: "El mejor dulce de Navidad eran las castañas pilongas cocidas en leche y el mejor regalo de reyes, una naranja".

Albino me enseña a ordeñar a una cabra en el aire con una sola mano, la que tiene hábil. No puede hablar y a penas oír.

Carretera, carretera.

Comida en un precioso mirador en los Arribes del Duero al aire muy, muy, muy fresco. Casi se puede tocar Portugal.

Tomo el sol como los lagartos hasta que observo que tres buitres (auratiñosa o zopilote) me vigilan con bastante interés. Me muevo para que sepan que no soy presa fácil, o eso creo jejeje.

Respiro, observo, escucho y después duermo.

Carretera, carretera.

María "La Mondonguera" se lamenta: "Antes aquí se mataban 101 marranos y yo ayudaba en todo".

Domingo "El Estraperlista" recuerda con brillo de pillo en los ojos: "Ay.... cuántas veces estuvo a punto de cogerme la guardia, pero yo fui más listo".

Luz y Juan: "La primera vez que vimos una corrida de toros en la tele salimos corriendo pensando que nos iba a coger".

Josefa: "Soy moza con 93 años".

Besos, abrazos y deseos de volver a vernos en el 2010. Los que pasan de los 93 años dudan pero confían.

Carretera, carretera.

Calor de casa y fin.

Recuento de espontáneos en el camino: un pony, 5 rebaños de ovejas, uno de vacas, 4 liebres, 2 zorros, 2 ciclistas, 3 personas en burro, 9 transeúntes.....

Lindo y sencillo lo que se aprende eh? Bueno, es lo que a mi me parece.

Besos.”

La foto también es suya,… no hacen falta más comentarios,…

2 comentarios:

  1. conocer tantas personas que disfrutan con lo sencillo de la vida nos hacen reflexionar acerca de como estamos.

    ResponderEliminar
  2. Seguro David.
    Ver más allá de nuestro propio ombligo siempre nos da otra perspectiva de las cosas y relativiza mucho nuestras preocupaciones.
    un abrazo

    ResponderEliminar