jueves, 17 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Aprovecharé esta tribuna para enviaros mi Felicitación de Navidad personal y particular para cada uno/a de vosotros/as, muy estimados lectores/as que os asomáis por este modesto lugar de opinión y encuentro, desde el que uno intenta modestamente cambiar el mundo.

Quienes me conocéis un poco ya tenéis noticia de mi falta de afinidad con estas fiestas religioso-paganas en las que andamos ya inmersos estos días y a las que suelen dar el pistoletazo de salida las iluminaciones especiales en ayuntamientos y comercios.

No seré yo quien haga el panegírico de la bondad del tan traído y llevado “Espíritu Navideño” ni quien anime a la gente a amar a los demás porque es Navidad, ya que no me parece motivo de suficiente entidad para amar a nadie y esos “espíritus” pasajeros no son santo de mi devoción, ya que como sabéis, el Coaching busca el cambio profundo y duradero, más allá de la moda o el momento… y yo soy Coach.

No voy a caer en la trampa habitual de criticar el gasto desenfrenado o la compulsión de compra que nos embargan en estos días porque considero que cada uno de nosotros ya es mayorcito para saber lo que quiere hacer con sus riquezas y quien se deje llevar por la “caja tonta”, allá él. Es un tema que hace tiempo que no me interesa demasiado.

En cualquier caso podemos utilizar estas fechas para reflexionar -o seguir reflexionando- sobre nuestros planteamientos personales y nuestras relaciones, ya que parece que estemos más predispuestos a escuchar y solemos hacer propósitos de cambio y mejora para el nuevo año, que parece que toca (Dejar de fumar, ponerse a régimen, llamar a nosequién,…)

Quizá podamos en esta tesitura darnos cuenta con mayor sinceridad de que tipo de relación tenemos con nuestros semejantes, cómo consideramos a las personas que tenemos a nuestro alrededor, a nuestra familia, amigos, compañeros, vecinos,…qué bien estamos dejando a nuestro paso o qué cosas de nuestra vida cambiaremos para estar más contentos con nosotros mismos y ayudar a los que nos rodean a ser un poco más felices.

Si estás aprovechando estas fechas para verte a ti mismo, conocerte mejor, intentar mejorar aquello que no te hace feliz de ti, potenciar tus relaciones auténticas, sociales, laborales, familiares, personales, etc.... enhorabuena, te deseo una Feliz Navidad por ello, probablemente será una Navidad que no olvidarás fácilmente y es probable que sea una Feliz Navidad porque estarás más cerca de lo que quieres SER.

Si no lo estás haciendo, en cualquier caso te deseo que seas Feliz en estas fechas y en cualquier otra, todo el mundo tiene derecho a serlo y no olvides que tú también, así que hoy pero no sólo para estos días, espero que seas Feliz con los tuyos, con los que quieres y con los que te quieren,… te lo deseo de corazón.

Zorionak eta Urte berri on

martes, 15 de diciembre de 2009

Vuelta a Casa

Este fin de semana he tenido el honor de ser invitado a un Curso de Coaching Personal de mis profesoras preferidas (CoachingAldaketa) en Azpeitia y me he vuelto a sentir en casa.

He vuelto al sitio donde comencé a vivir esta profesión como algo interior, como un cambio personal que impregna las actividades que uno va haciendo en la vida y por eso cuando vuelvo a “caer” en el Colegio de las Esclavas, vuelvo al sitio que me vio nacer por segunda vez,… mi casa interior.

A pesar de volver, sin embargo nada es igual, todo fluye y ninguno de los que nos conocemos ya somos los mismos y además se incorporan nuevas gentes, con nuevas visiones, con nuevas misiones, con nuevas competencias y nuevas inteligencias y competencias emocionales.

Como siempre una gozada, un entorno de libertad, de ayuda, de apoyo, de aprendizaje y de cariño difícilmente reproducible en otros ámbitos incluso formativos y un nivel de empatías, energías, feedbacks, empoderamientos, escuchas sublimes… casi mágicos en el transcurso del proceso de formación y las relaciones establecidas durante la misma.

Pero ojo, que nadie interprete esto como ñoñería, laxitud en el aprendizaje o banalidad en los contenidos, se acumula cansancio porque hay que aprender, ensayamos, nos miramos, corregimos, seguimos adelante, nuevos conceptos, a practicarlos, esto… mejorable, aquí… vamos muy bien, pasamos al siguiente punto,…. Tres días intensos de sabiduría recibida y práctica enriquecedora.

Viene muy bien volver a casa por lo olvidado que vuelves a vivir, por lo que se te escapó que ahora ves, por lo que traes y que ahora comprendes y por las nuevas almas que encuentras y que te enseñan más y te crean nuevas certezas y dudas que te llevas para seguir avanzando.

Muchas gracias por abrir la puerta de vuestra casa que ya también es la mía, nunca sabréis realmente lo importante que puede llegar a ser vuestro abrazo.

Por eso gracias Mirari y Nerea (CoachingAldaketa), gracias Ane, Gloria, Mariola, Yolanda, muchas gracias.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Prohibido Prohibir

Si, si, ya sé que es un viejo aforismo, algunos incluso pensaréis que trasnochado, pero que se me antoja una buena solución para algunos de nuestros problemas y polémicas diarias.

Entre bocado y bocado, me encuentro en la “Caja tonta” un enfervorizado debate sobre la prohibición de los Crucifijos en las escuelas, que si sí, que si no, que si somos aconfesionales, que si al final se va a prohibir celebrar la Navidad,…

Ya sabéis, cuando nos ponemos a polemizar e intercambiar opiniones y empiezan a formar parte de la discusión las creencias más arraigadas de cada uno (Fútbol, política y religión, por poner ejemplos muy habituales), comienza a hacerse cuesta arriba poder llegar a un acuerdo e incluso, en ocasiones nos encontramos a nosotros mismos diciendo barbaridades (Espero que no se lo más habitual entre vosotros, queridos lectores)

Siempre he pensado y cada vez estoy más convencido de ello, que lo que suele empezar por “no”, por “quitar” o por “prohibir” generalmente no suele servir para construir, mejorar o avanzar, de modo que, desde mi posición y mi trabajo como Coach y tratando siempre con personas en mi actividad, no puedo transmitir el “no” como parámetro vital.

Pero no me voy a ir por las ramas y retomo la idea primera y os propongo lanzar una solución a la polémica que se planteaba en el debate televisivo, a ver qué os parece.

Lanzo una “Enmienda a la Totalidad” y propongo autorizar en las escuelas todos los símbolos religiosos de los niños de cada aula, de modo que todos tengan acceso a una Biblia, un Corán, un Crucifijo, una Estrella de David, etc.…

… pero voy más allá y propongo que cada semana por ejemplo, los niños de una religión expliquen al resto de la clase en qué creen, por qué llevan velo y qué significa; cuál es el simbolismo de la cruz, por qué se sienten el pueblo elegido o por qué sus padres de declaran agnósticos o ateos militantes,… y que se les pueda hacer preguntas y cada profesor pueda moderar un diálogo limpio, respetuoso y que persiga un mayor conocimiento por parte de todos de la religión que profesan los demás.

Propongo que los símbolos dejen de ser armas de división, para ser lo que son, representaciones de las creencias de pueblos diversos, todas ellas probablemente dedicadas a la búsqueda de la verdad, del bien y de la “salvación” entendida en la forma que sea en cada caso… y siempre dignos de respeto por ser lo que son.

Quizá sería un modo de luchar contra la ignorancia, los pre-juicios, la xenofobia o la intolerancia; una manera de enseñar a los niños de hoy -que no dejan de ser los que nos gobernarán mañana, no lo olvidéis- que la diferencia no es mala, sino buena y que de la variedad sale la riqueza y que probablemente con un poquito de atención, escucha y tolerancia este mundo puede ser un poco más “inteligente” que lo que nos demuestran determinadas polémicas extremistas y absurdas, que “capan” el intelecto, la razón, las emociones, la libertad y la Humanidad de los Humanos.

No se que os parece a vosotros, pero yo creo que mis ideas, mis sentimientos y mis creencias son sólo los míos y los de los que piensan como yo, creo que pueden ser diferentes de los tuyos y a pesar de ello podemos convivir en armonía respetándonos y valorándonos,… sólo tenemos que escuchar,… y el roce hace el cariño… si tu quieres.

Si os parece bien, proponédselo a vuestro representante político en el parlamento.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

"Cariño Circulante"

Soy hombre “de ciencias” y siempre me han gustado los números y las disciplinas que giran a su alrededor, tal vez por la seguridad que da aquello de que 2+2 siempre “eran” cuatro.

Sin embargo cuando me topé con las Ciencias Económicas -ya que por ser empresario uno no tiene más remedio que toparse con ellas de un modo u otro- empecé a descubrir que 2+2 siguen siendo cuatro pero,… depende…

… ya que no es lo mismo si está en el debe o en el haber, si hay que amortizarlo o no, si lo has facturado pero aún no lo has cobrado,… etc.… (No os quiero aburrir)

Gracias ello me he topado con un concepto muy interesante que es el de “Capital y/o Activo Circulante”, que para los profanos como yo (Y si meto la pata que me corrijan los especialistas) tiene una parte de algo así como capital que no tienes debajo del colchón, que anda por ahí, a veces perdido otras veces identificado, muchas veces en peligro de perderse para siempre u otras cercano a caer en tus garras para pagar al proveedor, pero que es tuyo, si, que si no tienes impagados es tuyo (Insisto en que me perdone la cátedra económica pero me gusta manejarme con conceptos sencillos -que no simples- para explicarme)

Y estos últimos días he comprendido algo mejor el concepto,… si, me explico.

He caído en Barcelona invitado (Sí, invitado) por un proveedor de esos de siempre, pequeñito pero con una calidad de atención al cliente difícilmente superable en mi opinión y que querían tener una jornada de trabajo para escuchar al cliente (A mi en este caso) para que hiciera la “carta a los reyes magos” de lo que se podría exigir a su servicio en medio de un proceso de cambio y mejora.

Los años de inmejorable atención lo merecían sin duda y la posibilidad de ayudar modestamente en el desarrollo y la mejora de una buena herramienta también, así que me cogí el avión y me fui a pasar tres días.

Las circunstancias han hecho que haya tenido la oportunidad de coincidir además con viejos amigos, otros proveedores y personas varias con las que en los últimos tiempos he tratado poco o desde la distancia.

Y no solo no me arrepiento sino que estoy realmente encantado con el viaje, porque independientemente de lo puramente profesional, me he dado cuenta que tenía una gran cantidad de “Cariño Circulante” que me ha llenado los bolsillos del corazón durante estos días y que ha aumentado el valor de mi Ser y mi Ego de una manera que yo no sospechaba.

La consideración, la amabilidad y el trato de Jorge, su familia y su maravilloso equipo (http://www.nextconsultans.com/), la empatía, dulzura e inteligencia emocional de Mónica (http://www.creacionvisual.net/), la atención y el detalle de Gabriel o el inmenso cariño de Itziar, me han hecho ver que tengo un Capital muy importante, un “Cariño Circulante”, de gran valor, incluso más allá de lo descubierto estos días y que da mucha fuerza para seguir adelante y luchar por unas relaciones cliente-proveedor-persona-amigo que de vez en cuando, confirman que el modelo de relación, trabajo, colaboración, apoyo y ayuda que uno modestamente intenta defender en su día a día y en todas las relaciones de cualquier ámbito, no parece que caiga siempre en saco roto.

Os invito (Y permitidme el atrevimiento) que si en un momento dado encontráis una montaña demasiado empinada que escalar, un problema demasiado grande para resolver, una pared demasiado alta para saltar, echéis mano de vuestra Contabilidad y hagáis un informe de vuestro “Cariño Circulante”,… es muy posible que os deis cuenta como yo, de que sois más ricos de lo que creíais y tenéis más “Cash” para seguir adelante.