miércoles, 28 de octubre de 2009

La brecha de la innovación y el cambio

Vaya por delante que no pretendo que nadie se moleste (Parece que ya estoy afilando el pincho, pero no es esa mi intención) de modo que me gustaría que quedara claro que no hablo de nadie y que mi intención es construir (Ahora es cuando todos empezáis a intentar adivinar de quién hablo,... pero no, os lo juro).

Veréis, hace ya bastante tiempo que me ronda una preocupación por el alma; ya sé que no soy nada original y que muchos otros se la han planteado ya, pero me gustaría compartirla con vosotros, así que ahí va.

En nuestra sociedad de la información, de la comunicación, cada vez más democratizada, donde muchos luchamos y creemos en un acceso universal al conocimiento y la información, resulta que observo un fenómeno que me preocupa y que me parece crucial para mirar al futuro.

Tengo una vívida sensación de que cuanto más conceptualizamos el cambio, cuanto más allá queremos llegar en la definición de lo que nos viene en los tiempos futuros, ya sea a nivel social, personal, respecto al mundo del trabajo, empresarial, productivo, en el ocio,... cuantos más foros, asociaciones, estudios, redes sociales, debates, libros, etc. construimos para explicarlo, veo que más grande es la brecha entre las realidades.

Unos cuantos (Me da miedo llamarnos “élite”) estamos intentando definir, acotar, poner nombres, transformar una realidad que dudo mucho que sea sólo nuestra y dudo más aún de que la mayoría de los sujetos de esas transformaciones (O muchos de ellos al menos) ni siquiera sepan de qué estamos hablando,... incluso no creo que sepan que hablamos de ellos; es más, creo que su realidad o sus realidades son otras... y además aún son mayoría.

No soy un gran defensor de la democracia como axioma absoluto (Aunque no se si tenemos algo mejor), pero tengo la sensación de que si no tendemos más puentes entre realidades diferentes, seguirá existiendo una gran brecha entre unos y otros y tengo la “sensación” de nuevo de que tenemos que intentar buscar un modo de transmitir, de democratizar, de extender, de impregnar, las grandes ideas que hoy por hoy están en un lado de la brecha y que deberían ayudarnos a ser una sociedad mejor, más democrática, más igualitaria y más participativa.

Tal vez haya que cambiar lenguajes, empatizar más, buscar menos las grandes palabras y los grandes conceptos o intentar conciliar nuestro complejo mundo con el Principio de la Parsimonia para ser más justos y tender más puentes.

Yo a veces no nos entiendo,...

lunes, 19 de octubre de 2009

Robert Dilts,... y algo más

Este fin de semana he tenido la suerte (Preparación + oportunidad) de acudir al seminario impartido por Robert Dilts, profesional reputado y mundialmente conocido por ser una de las personas más importantes en el mundo de la P.N.L. y el Coaching, especialista entre otras muchas cosas en Liderazgo y Creatividad, con una importante actividad creativa en general y multitud de libros publicados. Le acompañaba su esposa Deborah, especialista además en "Los 5 ritmos" que nos regaló con una sesión de danza a la que no puede asistir pero de la que tengo estupendas referencias.

Únase al curriculum de Robert, ya de por sí extenso, su capacidad pedagógica y su altísimo nivel como transmisor de ideas y sobre todo, algo que probablemente sea una de las “diferencias que hacen la diferencia”, su cercanía personal, su sencillez, su accesibilidad y su capacidad de transmitir-se más allá de los conceptos o las ideas brillantes.

Ha sido un intenso fin de semana de encuentro y aprendizaje, con un auditorio lleno de personas con ganas de cambiar el mundo a través de la fuerza interior, del convencimiento, de la coherencia, de la energía positiva, del sumar,…, personas que seguimos aprendiendo a aprender, descubriendo la diferencia que marca la diferencia, buscando nuestra “zona excelente”, generando Cambio Generativo, estando presentes y siendo no sólo hidrógeno y oxígeno en la misma sala, sino Agua con muchos sueños.

Con nuestras Visiones y Misiones, con nuestro Ambición y nuestro Rol, Ego y Alma que buscan ir a la luna, imaginando en el horizonte algo mejor, que no sabemos lo que será, pero sin duda será grandioso como sintió Walt Disney, alineando nuestras metas y capacidades con nuestros valores y nuestro rol en el proceso, como diamantes en proceso de pulido.

Fin de semana de búsqueda del Liderazgo individual y colectivo, de la Creatividad Desatada, de la Inteligencia Emocional, de proyectos ambiciosos y de grandes ideas, de personas humildes, enormemente poderosas por ser quienes son.

También me llevo muchas preguntas –que es lo mejor que se puede llevar uno de un curso, a mi entender-, cariño, imágenes agradables, un poco más de energía tanto de la “strong”, como de la “soft” como de la “light”, buena gente en el corazón, muchos ánimos para seguir, sensación de estar acompañado, una luz en el final del camino y ese horizonte que no sé cómo es, pero seguro que será grandioso.

También toca agradecer la excelente la capacidad de transformar un local preparado para conferencias magistrales en un foro de práctica y movimiento donde más de 100 personas nos hemos encontrado como en la sala de formación más adecuada y con los medios más modernos.

La responsabilidad la tienen “las del sueño” de Ser In Motion, Asun, Felicia y sus compañeros, así como la amabilísima gente del Instituto de Potencial Humano, ángeles de la guarda del proyecto; un auténtico placer.

Si además a todo esto añadimos a Josepe, José Antonio, Paloma, Luisa, Yolanda, Ramón, etc., que me han ayudado a aprender en nuestras prácticas conjuntas en cada uno de los grupos en los que hemos disfrutado juntos,… ¡Qué puedo decir!

De momento, muchas gracias a todos, a los que he nombrado y a los que no porque he crecido este fin de semana y ya por eso ha merecido la pena el esfuerzo… y además ya sabéis,… tengo un sueño…

viernes, 16 de octubre de 2009

Héroes Solitarios

Ayer acabé el día un poco triste.

Hice una visita de cortesía a uno de esos clientes a los que te une algo más que una relación mercantil, en una empresa en la que ya, gracias al tiempo, conoces a mucha gente que según pasan, te saludan sonrientes y te preguntan aquello de que tal te va, cuánto tiempo,…

Bastante tiempo hace si, gracias a la crisis global y la del sector en la que trabajan en particular, un par de bonitos proyectos de formación se fueron al traste uno sin empezar y otro a medio camino después de varias sesiones a lo largo de varios meses en las que yo disfruté mucho y ellos participaban con interés e ilusión.

Interesante plantilla, con gran potencial, jóvenes con grandes valores esperando poder poner en práctica su mini-innovación en la técnica y en la gestión, inquietos, con preguntas, con ganas a pesar de la dureza del día a día y de la exigencia,…

Pero llega la crisis, todo se para, se habla con unos y con otros, expedientes de regulación que se negocian, posturas encontradas, entresijos políticos más allá de la simple defensa de una empresa y de unos puestos de trabajo, noticias en prensa que no dicen toda la verdad, o sí… y en medio de todo ello un héroe, no porque trabaje más o menos que otros para salir del bache,… sino por que se deja una buena parte de sus energías, de su alegría, de su familia, de su vida en definitiva, defendiendo un ideal, muy muy solo.

Se topa con la cruda realidad, nadie se identifica con él, ni unos ni otros reconocen las horas de preocupación, la falta de sueño, el trabajo tirado por la borda, los años gastados en meses de lucha acelerada,... los sinsabores,...

Será que los héroes no son siempre bien queridos o que tal vez no son tales héroes,… a mi me lo pareció ayer, yo le admiro por que por encima de la soledad sigue luchando por las personas con las que ha trabajado desde hace muchos años y por la empresa en la que ejerce como Responsable de los Recursos Humanos, aunque nadie le reconozca demasiado mérito.

Ayer reconocí a un amigo roto, demacrado por el esfuerzo, con pocas horas de sueño, algún kilo menos y sobre todo desanimado por pelear contra enemigos invisibles y demasiado grandes.

Y la verdad,… me quedé triste.

martes, 13 de octubre de 2009

La Esquizofrenia del Cambio (2ª Parte y Fin)

Me gustaría que quedara claro desde el principio que pienso que se puede vivir bien en la incertidumbre, que a la inseguridad se puede uno acostumbrar y que también creo en la posibilidad de sobrevivir en el cambio de una manera cercana a felicidad,... siempre que haya cosas en la vida que te provoquen ese maravilloso sentimiento.

El cambio tiene muchas ventajas también si se vive como oportunidad, te hace estar despierto, provoca que estés siempre aprendiendo nuevas cosas, ayuda a tener y considerar diversos enfoques a la hora de enfrentar los avatares de la vida, suele ampliar el abanico de tus relaciones ya que tienes muchos “frentes abiertos”,... (Te planteo un ejercicio sencillo: Sigue poniendo tu las ventajas que le ves al cambio,... a ver que te sale) y quienes lo asumen como natural, suelen aparecer como personas más felices y menos estresadas.

Y me dirás,... ya pero ¿y lo mal que se pasa?,... bueno, si y no.

Yo creo que una de las claves es la introspección y/o el autoconocimiento, es decir antes de enfrentarse a cualquier cosa en esta cambiante vida creo que es importante conocerse a uno mismo, saber cuáles son los recursos con los que contamos, las características que son susceptibles de mejorar, qué me mueve, qué me motiva, cuáles son mis valores (“Lo que me vale y lo que no”) y mis ideales, en definitiva tener una visión global y lo más rica posible en detalles de mi mismo.

A partir de aquí, si conseguimos vernos de modo amable, desprovistos de juicios sumarísimos y culpas autocondenatorias que, como ya habréis visto no son “santo de mi devoción” (La culpa paraliza, la responsabilidad llama a la acción) pero asumiendo toda la responsabilidad de nuestro propio destino y de nuestro hechos, creo que es un buen camino para empezar a nadar hacia la estabilidad interior en el cambio exterior.

Si somos capaces de aceptar que casi todas las cosas o los acontecimientos, son buenos o malos para mi en función de cómo yo los asuma y reaccione, porque suelen existir independientemente de mi, casi siempre podremos ver una opción que nos hace crecer y ser más nosotros dentro del mundo en el que estemos.

¿Fácil?, no, no lo es, pero tampoco lo será vivir en el siglo XXI si no vamos asumiendo la importancia de nuestro desarrollo personal, de la ampliación de nuestro SER previa a cualquier adaptación o éxito personal o profesional.

Porque es muy probable que los acontecimientos den muchos bandazos en una sola vida y es probable que al final caigamos en no saber quienes somos ni cuáles son las cosas que nos hacen ser nosotros mismos y vuelvan muchas “crisis de valores” como la que estamos viviendo porque nos hemos vuelto a dejar llevar.

Instrumentos como el Coaching en este contexto, nos pueden ayudar mucho a plantearnos todos estos retos de un modo positivo y esperanzador, ya que no deja de ser una herramienta para ampliar el “capital humano” del que disponemos.

Y visto así, seremos capaces de mejorar nuestro SER y cambiar lo que nosotros queramos cambiar para ser más y vivir dentro de la inestabilidad con la estabilidad de saber que estamos dónde queremos estar, aunque la vida nos esté poniendo en cualquier sitio no elegido.

Por tanto, ¿esquizofrenia?, no para nosotros, porque vamos a saber nadar en el río traiga las aguas que traiga y nos adaptaremos.

jueves, 8 de octubre de 2009

La Esquizofrenia del Cambio (1ª Parte)

Señoras y señores, ciudadanos todos, ha llegado “El Cambio”.

Se hace saber que si quieren ustedes sobrevivir tienen que estar contentos y adaptarse lo más rápido que puedan, no en vano ya dijo el “viejo” Heráclito: “Todo fluye, nada permanece” y por fin, después de los siglos, ya lo hemos entendido y hay que “ponerse a ello”.

Pero hete aquí que de repente uno mira a su alrededor y ve personas luchando hasta la extenuación por tener una hipoteca para toda la vida, para vivir en una casa para siempre (O al menos durante muchos años), que pagamos con un sueldo “seguro” que,... siempre es el mismo y en caso de variar, solo debe varias hacia arriba, ¡No jorobes!

Sueldo que nos pagan en un puesto de trabajo que todos aspiramos a que sea de “contrato fijo” (O sea,... para siempre) y si es para ser funcionario muchísimo mejor, “que ya me lo gané en su día estudiando oposiciones durante unos añitos casi sin salir de casa” y suspendí tres veces (Paciencia, oiga).

Y luego está lo del “Cambio Climático”, ¡Ojo!, esto es grave, que nos estamos cargando nuestro ecosistema, el mundo y casi el universo (Que para antropocentristas, nosotros los “antropos”), así que coches fuera, ciudades amables, fabricas que no echen humo, desodorantes de stick y clases aceleradas de lo que es vidrio y lo que es cristal,... ¡que vaya lío! (Voy a estudiar Ingeniería Química que si no me va a acabar costando un riñón en multas del ayuntamiento)

Pero cuidado, en casa un par de coches por lo menos, ¿Vino en tetrabrik?, Don Antón y para de contar, ¿Vacaciones?, joé, en avión y a hotel de nivel, faltaría más, con un buen aire acondicionado, de los que te pone la habitación a -5º cuando fuera hay 50º, si no, vaya vacaciones.

¡Ah! Y todos a la calle para defender a las empresas de automoción y auxiliares cuando echan a la calle de un plumazo a 1.500 currelas y cuanto más sale en la tele, más indignados todos.

Pues a mi esto me cruje,... y mucho, sobre todo si me planteo que quiero que sea mi vida en esta época tan “convulsa”, tan “cambiante”,... y tan “insegura”

... to be continued

martes, 6 de octubre de 2009

Ese Reality...

Pues no, no me callo, lo siento pero tengo que decirlo. Desgraciadamente a veces, mientras ceno o cuando necesito vaciar mi cabeza por un día duro o excesivamente largo, pongo la “caja tonta” y zapeo a ver que hay por ahí que me pueda enganchar,...

... y ayer cometí el error de quedarme (Y es la segunda vez que me pasa) en un reality - proceso de selección - gran hermano de la empresa,... ustedes ya sabrán; una serie de personas jóvenes, con curriculums grandes y largos y supuestas aptitudes impresionantes para sobrevivir en la jungla empresarial.

No seré yo quien juzgue a las personas que participan ni quien diga lo que está bien o mal hecho en lo referente a las personas a las que echan a la calle o las que se quedan (Que ese es el quid de la cuestión,... sólo quedará uno), aunque me apetezca mucho,... (¿A ti no?)... pero no caigamos en la tentación.

Sólo un par de comentarios sobre el modelo de “empresario” que parece buscarse a lo largo del programa. Al menos yo he visto que “lamentándolo mucho” van largando a aquellas personas que fallan en su cometido y lo reconocen a la hora de examinar su comportamiento y siguen en el “lío” aquellos que tienen una personalidad más “arrolladora”, incluso reconociendo su falta de “inteligencia emocional” (Si, si,... lo dijeron tal cual) con la consabida charla que queda muy bien.

Es decir,... seguimos igual,... hay que ser más listo, tener más “competencias” pero no es necesario que seas un buen colaborador de equipo, no es necesario reconocer lo que no sabes o no has hecho bien, hay que imponerse a tu grupo, no repartir responsabilidades, se te tiene que notar que eres el listo,... y no sigo,...

En cualquier caso, queridos amigos,... de momento a ese juego yo no quiero jugar y no voy a dejar de luchar porque los valores que valgan en el mundo de la empresa, por mucha jungla que parezca, sean otros,... lo siento si seguimos haciendo lo mismo seguiremos cosechando los mismos “éxitos” en nuestro mundo empresarial y si no,... miremos cómo andamos hoy, ¿No?

viernes, 2 de octubre de 2009

Reunión del Consorcio de Inteligencia Emocional

Vuelvo a casa de mi primera reunión con las gentes del Consorcio de Inteligencia Emocional (CIE) con un gusto realmente dulce.

Es mi primera experiencia con este grupo y he encontrado nuevas gentes, algunas ya conocidas, otras “oídas” o “tratadas” por correo electrónico; las más todavía desconocidas.

He descubierto personas con un bagaje muy interesante en ese aspecto, he visto la sabiduría de la experiencia y los conocimientos de la juventud comprometida con un proyecto, el compromiso con las personas desde instituciones diversas, consultores emocionalmente activos, estudiosos y funcionarios.

He visto Inteligencia Emocional, mucha capacidad de comunicación, sencillez en el trato pero sonrisas sinceras y abiertas, personas dispuestas a colaborar juntas por ideas de transformación, de mejora, por los otros… y esta vez les he creído y me ha apetecido seguir adelante.

Muchas ideas, propuestas interesantes, kemos sonrientes (http://www.kemotions.com/?lang=es_ES),… también dudas, conciencia de las dificultades, algún que otro pre-juicio basado en la experiencia y mucha confianza en nosotros mismos y nuestra capacidad de llevar a cabo muchas de esas propuestas,… en definitiva, ganas de trabajar y de avanzar.

Me han preguntado mi opinión del día de hoy,… te diré: optimismo moderado, ilusión contenida, buenas vibraciones, aprendizaje, sabiduría, opiniones diversas, diálogo,… unas cuantas personas reunidas emocionalmente inteligentes y con ganas de crear,… buenas perspectivas.

Me he sentido bien y he aportado lo que he podido en la medida de mis conocimientos y experiencias prácticas.

Sólo puedo decir: ¡Gracias compañeros!, seguiremos en ello.
Por cierto si os interesa: