jueves, 17 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Aprovecharé esta tribuna para enviaros mi Felicitación de Navidad personal y particular para cada uno/a de vosotros/as, muy estimados lectores/as que os asomáis por este modesto lugar de opinión y encuentro, desde el que uno intenta modestamente cambiar el mundo.

Quienes me conocéis un poco ya tenéis noticia de mi falta de afinidad con estas fiestas religioso-paganas en las que andamos ya inmersos estos días y a las que suelen dar el pistoletazo de salida las iluminaciones especiales en ayuntamientos y comercios.

No seré yo quien haga el panegírico de la bondad del tan traído y llevado “Espíritu Navideño” ni quien anime a la gente a amar a los demás porque es Navidad, ya que no me parece motivo de suficiente entidad para amar a nadie y esos “espíritus” pasajeros no son santo de mi devoción, ya que como sabéis, el Coaching busca el cambio profundo y duradero, más allá de la moda o el momento… y yo soy Coach.

No voy a caer en la trampa habitual de criticar el gasto desenfrenado o la compulsión de compra que nos embargan en estos días porque considero que cada uno de nosotros ya es mayorcito para saber lo que quiere hacer con sus riquezas y quien se deje llevar por la “caja tonta”, allá él. Es un tema que hace tiempo que no me interesa demasiado.

En cualquier caso podemos utilizar estas fechas para reflexionar -o seguir reflexionando- sobre nuestros planteamientos personales y nuestras relaciones, ya que parece que estemos más predispuestos a escuchar y solemos hacer propósitos de cambio y mejora para el nuevo año, que parece que toca (Dejar de fumar, ponerse a régimen, llamar a nosequién,…)

Quizá podamos en esta tesitura darnos cuenta con mayor sinceridad de que tipo de relación tenemos con nuestros semejantes, cómo consideramos a las personas que tenemos a nuestro alrededor, a nuestra familia, amigos, compañeros, vecinos,…qué bien estamos dejando a nuestro paso o qué cosas de nuestra vida cambiaremos para estar más contentos con nosotros mismos y ayudar a los que nos rodean a ser un poco más felices.

Si estás aprovechando estas fechas para verte a ti mismo, conocerte mejor, intentar mejorar aquello que no te hace feliz de ti, potenciar tus relaciones auténticas, sociales, laborales, familiares, personales, etc.... enhorabuena, te deseo una Feliz Navidad por ello, probablemente será una Navidad que no olvidarás fácilmente y es probable que sea una Feliz Navidad porque estarás más cerca de lo que quieres SER.

Si no lo estás haciendo, en cualquier caso te deseo que seas Feliz en estas fechas y en cualquier otra, todo el mundo tiene derecho a serlo y no olvides que tú también, así que hoy pero no sólo para estos días, espero que seas Feliz con los tuyos, con los que quieres y con los que te quieren,… te lo deseo de corazón.

Zorionak eta Urte berri on

No hay comentarios:

Publicar un comentario