martes, 10 de noviembre de 2009

Innovación, Calidad y Excelencia

Hoy estoy un poco revolucionario y al hilo de la conferencia de ayer de John Kao en Donosti abriendo la semana de la Creatividad e Innovación, se me ocurren algunas reflexiones... un poco puñeteras, pero bueno, ahí van.

Mucha autoridad, mucho consejero, presidentes, luces, focos, “teles”, inauguraciones oficiales,... mal asunto, creo que aquí algo no va bien. Innovación, Cambio, Reforma o Revolución (Nótense las mayúsculas), no suelen ir junto a lo establecido, el poder, lo funcionarial, lo político... que tienden a perpetuarse “per se”, digo yo.

Además, se junta todo con calidad, calidad total, excelencia empresarial, premios de excelencia en la gestión,... = Control.

Aquí me vais a dar todos p´al pelo pero como de vez en cuando hace mi Querido Consultor Artesano, me apetece poner una idea revolucionaria encima de la mesa (O del blog, que lo mismo da) para tocar las meninges y ayudar a ver el vaso no medio vacío ni medio lleno, sino desde el culo, que es otra perspectiva.

De momento, siendo como somos país referente de todas esas cosas buenas según nos dijeron ayer, que sin duda lo somos y ha sido por el esfuerzo impagable de muchos -al César lo que es del César y vaya mi reconocimiento por delante- no veo yo que nuestra situación sea mucho mejor que la de los que están a la cola en todos esos parámetros,...

... sí, un poco mejor si, pero no se si el esfuerzo ha merecido la pena para el resultado (Daros una vuelta por las empresas y a ver que os cuentan, en la mayoría de las que yo conozco a mí se me cae el alma a los pies)

¿Por qué no innovamos en profundo, revolucionamos las cosas y mandamos a la porra el control, la gestión encorsetada, los números, los ratios, los certificados y las “Q” institucionalizadas, sean del metal que sean?

Propongo:
“L” de oro al Liderazgo Personal y al Aprendizaje Autodirigido
“L” de Plata al Líder aclamado por la mayoría de los trabajadores que hacen Equipo con él
“L” de Hojalata al Líder incapaz de mantener una buena relación con su gente (Y a la p... calle)
“I” de Oro al Equipo con Inteligencia Emocional (Se pueden dar cientos de premios el mismo año, en San Mamés, Anoeta y Mendizorroza caben todos, seguramente y si no se hacen dos actos)
“I” de Plata a la empresa que más vacaciones da, menos horas extras mete y más favorece la vida extraprofesional de sus trabajadores
“I” de Hojalata a la empresa que más gana y menos reinvierte

¡Ah!, por cierto, estos premios se podrán dar a cualquier tipo de empresa, aunque no la conozca nadie más que los que currelan en ella, sea del tamaño que sea y pertenezca o no a corporación, grupo o multinacional alguna.

Todo el mundo sabrá quien vota a quién y el jurado será popular y podrá participar todo el que quiera y será público y notorio.

Los premios serán:
Para Los “oros” un mes de cierre patronal con vacaciones pagadas para todos, para que aprenda la competencia
Para las “platas” 15 días en iguales circunstancias (Y a mejorar el año que viene)
Para las “hojalatas” una semana de trabajo extra, sin remunerar a nadie y sin rendimiento para la empresa (Y a darse vidilla para la próxima)

Y propongo una Semana Europea de la Gente Feliz en el Trabajo, donde se hable de Innovación Personal, Crecimiento, Madurez, Responsabilidad, Cooperación, Calidad de las Relaciones, Calidad de la Presencia Personal y Excelencia en el Trato entre las Personas,...

... que si conseguimos un alto desarrollo de todo esto en nuestras organizaciones, os aseguro que seremos referente mundial en todo lo demás también y además,... de buen rollo.

Nota: Y traemos a Paco para que nos de una conferencia, un encargado de una empresa que conozco, excelente persona, querido por todos y un Jefe ejemplar para su equipo que le adora y del que además se aprende un huevo sobre personas, equipos y relaciones estando con él 10 minutos,... y habla castellano y euskera y nos ahorramos la traducción simultánea y también comprarle un libro a la salida, que no ha escrito ninguno (¡Ah!, y toca el pandero como los ángeles).

No hay comentarios:

Publicar un comentario