martes, 24 de noviembre de 2009

Emocionalidad

Estos días ando con la emocionalidad revolucionada,… algunos encuentros muy deseados, otros sorprendentes, acontecimientos familiares varios que se acercan,… todo ellos en una vorágine de emociones en la que a veces perdido, a veces abrumado, a veces feliz y a veces triste, me encuentro estos últimos tiempos y que sin ser preocupantemente ciclotímica,… la verdad es que no me agrada demasiado.

Además, hoy tengo un par de reuniones importantes para mi, más que profesionalmente, emocionalmente importantes, estoy un poco nervioso, pero deseoso de que llegue el momento, necesito ver cosas nuevas, necesito moverme hacia otros lugares, estoy en ese punto en el que necesito dar un paso hacia delante. Quiero tomar decisiones y quiero hacerlo con la cabeza templada, ni demasiado fría ni muy caliente, para que me entiendas, arriesgando para ganar pero con reflexión.

Tengo que hacer caso a mi cabeza y tengo que hacer caso también a mi corazón y a mis tripas -mis mejores consejeras-, reconocer mis emociones, “verlas” y utilizar todos mis recursos emocionales para sacar el mejor partido a mi inteligencia,… y hacer caso también a mi cuerpo, que hace tiempo que me está queriendo decir algo,…

Hoy tengo que “alinearme”, conciliar mi alma y mi ego, mi razón y mi emoción, mi energía “Strong” con mi energía “Soft” y mi “Light”, mi fuerza, mi mente cognitiva, somática y relacional, a ver si consigo entrar en “mi zona” de excelencia,… hace tiempo que no me veo y necesito recuperarla.

Esta semana van a pasar cosas importantes, quiero decidir cosas importantes, quiero hacer cosas importantes,…

Vamos a ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario