viernes, 2 de octubre de 2009

Reunión del Consorcio de Inteligencia Emocional

Vuelvo a casa de mi primera reunión con las gentes del Consorcio de Inteligencia Emocional (CIE) con un gusto realmente dulce.

Es mi primera experiencia con este grupo y he encontrado nuevas gentes, algunas ya conocidas, otras “oídas” o “tratadas” por correo electrónico; las más todavía desconocidas.

He descubierto personas con un bagaje muy interesante en ese aspecto, he visto la sabiduría de la experiencia y los conocimientos de la juventud comprometida con un proyecto, el compromiso con las personas desde instituciones diversas, consultores emocionalmente activos, estudiosos y funcionarios.

He visto Inteligencia Emocional, mucha capacidad de comunicación, sencillez en el trato pero sonrisas sinceras y abiertas, personas dispuestas a colaborar juntas por ideas de transformación, de mejora, por los otros… y esta vez les he creído y me ha apetecido seguir adelante.

Muchas ideas, propuestas interesantes, kemos sonrientes (http://www.kemotions.com/?lang=es_ES),… también dudas, conciencia de las dificultades, algún que otro pre-juicio basado en la experiencia y mucha confianza en nosotros mismos y nuestra capacidad de llevar a cabo muchas de esas propuestas,… en definitiva, ganas de trabajar y de avanzar.

Me han preguntado mi opinión del día de hoy,… te diré: optimismo moderado, ilusión contenida, buenas vibraciones, aprendizaje, sabiduría, opiniones diversas, diálogo,… unas cuantas personas reunidas emocionalmente inteligentes y con ganas de crear,… buenas perspectivas.

Me he sentido bien y he aportado lo que he podido en la medida de mis conocimientos y experiencias prácticas.

Sólo puedo decir: ¡Gracias compañeros!, seguiremos en ello.
Por cierto si os interesa:

2 comentarios:

  1. Querido Iñaki:
    Gracias a tí también y gracias por comentar en mi blog.
    La verdad es que ya había publicado este comentario, pero por alguna razón veo que éste no está publicado, Algo realmente extraño, pero no tanto pensando desde dóde lo escribí.
    Bueno, la verdad es que fue una gozada participar el día 2. Sobre todo por la cercanía y afecto que se respiraba. Claro, también es cierto que se todas las personas que allí estábamos somos emocionalmente conscientes.Jejeje
    Y sí se palpan las ganas de compartir, cooperar, colaborar entre personas tan diversas y diferentes y de tan variados ámbitos de la sociedad, que algo emocionalmente bueno seguro que se construye.
    Un abrazo, nos vemos, o nos leemos

    ResponderEliminar
  2. Nos veremos, nos leeremos, hablaremos y construiremos juntos, seguro.
    Los mimbres ya los tenemos, hay que entrelazarlos para construir el cesto, nada más,... y nada menos. Seguiremos en ello
    Un placer leerte, Javier.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar