martes, 29 de septiembre de 2009

¡Tranquilos!

Estimados y apreciados directores, jefes, mandos intermedios, encargados, presidentes,... trabajadores todos. ¡Tranquilos, por favor!. Que no cunda el pánico como en el efecto 2000 o cuando la ola de la crisis comenzaba a asustarnos con las hipotecas basura de los yanquis,... no hay por qué asustarse.

Cuando nos llegan los cantos de sirena de que ha aparecido un tío por la empresa que dice que hace Coaching (¡Rápidamente todo el mundo a Google a ver qué es eso!) aparece esa neblina de desconfianza, esas miradas de recelo cuando vas por los pasillos, esas caras medio curiosas, medio enfadadas,... ¡¿Qué c... vendrá ese tío a enseñarnos aqui?!

Pues si, esas son algunas de las reacciones que yo he vivido en algunas de las empresas en las que me he puesto la txartela de Coach en la solapa y me he lanzado a "vender" la idea.

Respuestas como "eso para nosotros no es", "aquí no podemos hacer esas cosas" o "fulano de tal no está preparado para eso" han sido muy habituales en algunas de las organizaciones en las que me he permitido el lujo de plantearlo como necesidad.

No penséis que estoy hablando sólo de pequeñas empresas familiares, talleres o pymes de andar por casa, no. La mayoría son empresas multinacionales implantadas en este querido país nuestro, en los montes y en los valles de este pueblo de gente trabajadora y seria, con líderes enviadiados "all over the world".

Algo debemos mejorar los que nos dedicamos a esto si hay una parte de ciudadanos y trabajadores sea cual sea el puesto que desempeñen, que tienen miedo al Coaching y que lo ven como algo más agresivo que cercano, más inquisitivo que colaborador, una moda que pasará como otras.

Quitemonos de encima la etiqueta, ésto es algo que si ayuda vale y si no, mejor no seguir. Está pensado para favorecer la grandeza de las personas, para aumentar su conciencia, para desarrollar sus habilidades, para ser algo bueno.

El Coach será "de tu equipo" e intentará ayudarte, con el "agravante", de que vas a tener toda la confidencialidad a tu lado -incluso frente a la "curiosidad" de tus jefes o compañeros- y que se trata de ayudarte a manejarte con más facilidad por ese mar de cambio en el que se ha convertido nuestro mundo... y usando tus propias habilidades, esas que ya has demostrado mil veces que tienes.

Esto está pensado para que TÚ, querido cliente, seas más feliz, estés más a gusto contigo mismo hoy que ayer, seas capaz con más fuerza de luchar por lo que quieres en la vida,... si no te ayudamos en eso, alguien no dice toda la verdad,... así que tranquilo, estamos en el mismo equipo.

Pruébalo y no te arrepentirás, te lo aseguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario