jueves, 17 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Aprovecharé esta tribuna para enviaros mi Felicitación de Navidad personal y particular para cada uno/a de vosotros/as, muy estimados lectores/as que os asomáis por este modesto lugar de opinión y encuentro, desde el que uno intenta modestamente cambiar el mundo.

Quienes me conocéis un poco ya tenéis noticia de mi falta de afinidad con estas fiestas religioso-paganas en las que andamos ya inmersos estos días y a las que suelen dar el pistoletazo de salida las iluminaciones especiales en ayuntamientos y comercios.

No seré yo quien haga el panegírico de la bondad del tan traído y llevado “Espíritu Navideño” ni quien anime a la gente a amar a los demás porque es Navidad, ya que no me parece motivo de suficiente entidad para amar a nadie y esos “espíritus” pasajeros no son santo de mi devoción, ya que como sabéis, el Coaching busca el cambio profundo y duradero, más allá de la moda o el momento… y yo soy Coach.

No voy a caer en la trampa habitual de criticar el gasto desenfrenado o la compulsión de compra que nos embargan en estos días porque considero que cada uno de nosotros ya es mayorcito para saber lo que quiere hacer con sus riquezas y quien se deje llevar por la “caja tonta”, allá él. Es un tema que hace tiempo que no me interesa demasiado.

En cualquier caso podemos utilizar estas fechas para reflexionar -o seguir reflexionando- sobre nuestros planteamientos personales y nuestras relaciones, ya que parece que estemos más predispuestos a escuchar y solemos hacer propósitos de cambio y mejora para el nuevo año, que parece que toca (Dejar de fumar, ponerse a régimen, llamar a nosequién,…)

Quizá podamos en esta tesitura darnos cuenta con mayor sinceridad de que tipo de relación tenemos con nuestros semejantes, cómo consideramos a las personas que tenemos a nuestro alrededor, a nuestra familia, amigos, compañeros, vecinos,…qué bien estamos dejando a nuestro paso o qué cosas de nuestra vida cambiaremos para estar más contentos con nosotros mismos y ayudar a los que nos rodean a ser un poco más felices.

Si estás aprovechando estas fechas para verte a ti mismo, conocerte mejor, intentar mejorar aquello que no te hace feliz de ti, potenciar tus relaciones auténticas, sociales, laborales, familiares, personales, etc.... enhorabuena, te deseo una Feliz Navidad por ello, probablemente será una Navidad que no olvidarás fácilmente y es probable que sea una Feliz Navidad porque estarás más cerca de lo que quieres SER.

Si no lo estás haciendo, en cualquier caso te deseo que seas Feliz en estas fechas y en cualquier otra, todo el mundo tiene derecho a serlo y no olvides que tú también, así que hoy pero no sólo para estos días, espero que seas Feliz con los tuyos, con los que quieres y con los que te quieren,… te lo deseo de corazón.

Zorionak eta Urte berri on

martes, 15 de diciembre de 2009

Vuelta a Casa

Este fin de semana he tenido el honor de ser invitado a un Curso de Coaching Personal de mis profesoras preferidas (CoachingAldaketa) en Azpeitia y me he vuelto a sentir en casa.

He vuelto al sitio donde comencé a vivir esta profesión como algo interior, como un cambio personal que impregna las actividades que uno va haciendo en la vida y por eso cuando vuelvo a “caer” en el Colegio de las Esclavas, vuelvo al sitio que me vio nacer por segunda vez,… mi casa interior.

A pesar de volver, sin embargo nada es igual, todo fluye y ninguno de los que nos conocemos ya somos los mismos y además se incorporan nuevas gentes, con nuevas visiones, con nuevas misiones, con nuevas competencias y nuevas inteligencias y competencias emocionales.

Como siempre una gozada, un entorno de libertad, de ayuda, de apoyo, de aprendizaje y de cariño difícilmente reproducible en otros ámbitos incluso formativos y un nivel de empatías, energías, feedbacks, empoderamientos, escuchas sublimes… casi mágicos en el transcurso del proceso de formación y las relaciones establecidas durante la misma.

Pero ojo, que nadie interprete esto como ñoñería, laxitud en el aprendizaje o banalidad en los contenidos, se acumula cansancio porque hay que aprender, ensayamos, nos miramos, corregimos, seguimos adelante, nuevos conceptos, a practicarlos, esto… mejorable, aquí… vamos muy bien, pasamos al siguiente punto,…. Tres días intensos de sabiduría recibida y práctica enriquecedora.

Viene muy bien volver a casa por lo olvidado que vuelves a vivir, por lo que se te escapó que ahora ves, por lo que traes y que ahora comprendes y por las nuevas almas que encuentras y que te enseñan más y te crean nuevas certezas y dudas que te llevas para seguir avanzando.

Muchas gracias por abrir la puerta de vuestra casa que ya también es la mía, nunca sabréis realmente lo importante que puede llegar a ser vuestro abrazo.

Por eso gracias Mirari y Nerea (CoachingAldaketa), gracias Ane, Gloria, Mariola, Yolanda, muchas gracias.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Prohibido Prohibir

Si, si, ya sé que es un viejo aforismo, algunos incluso pensaréis que trasnochado, pero que se me antoja una buena solución para algunos de nuestros problemas y polémicas diarias.

Entre bocado y bocado, me encuentro en la “Caja tonta” un enfervorizado debate sobre la prohibición de los Crucifijos en las escuelas, que si sí, que si no, que si somos aconfesionales, que si al final se va a prohibir celebrar la Navidad,…

Ya sabéis, cuando nos ponemos a polemizar e intercambiar opiniones y empiezan a formar parte de la discusión las creencias más arraigadas de cada uno (Fútbol, política y religión, por poner ejemplos muy habituales), comienza a hacerse cuesta arriba poder llegar a un acuerdo e incluso, en ocasiones nos encontramos a nosotros mismos diciendo barbaridades (Espero que no se lo más habitual entre vosotros, queridos lectores)

Siempre he pensado y cada vez estoy más convencido de ello, que lo que suele empezar por “no”, por “quitar” o por “prohibir” generalmente no suele servir para construir, mejorar o avanzar, de modo que, desde mi posición y mi trabajo como Coach y tratando siempre con personas en mi actividad, no puedo transmitir el “no” como parámetro vital.

Pero no me voy a ir por las ramas y retomo la idea primera y os propongo lanzar una solución a la polémica que se planteaba en el debate televisivo, a ver qué os parece.

Lanzo una “Enmienda a la Totalidad” y propongo autorizar en las escuelas todos los símbolos religiosos de los niños de cada aula, de modo que todos tengan acceso a una Biblia, un Corán, un Crucifijo, una Estrella de David, etc.…

… pero voy más allá y propongo que cada semana por ejemplo, los niños de una religión expliquen al resto de la clase en qué creen, por qué llevan velo y qué significa; cuál es el simbolismo de la cruz, por qué se sienten el pueblo elegido o por qué sus padres de declaran agnósticos o ateos militantes,… y que se les pueda hacer preguntas y cada profesor pueda moderar un diálogo limpio, respetuoso y que persiga un mayor conocimiento por parte de todos de la religión que profesan los demás.

Propongo que los símbolos dejen de ser armas de división, para ser lo que son, representaciones de las creencias de pueblos diversos, todas ellas probablemente dedicadas a la búsqueda de la verdad, del bien y de la “salvación” entendida en la forma que sea en cada caso… y siempre dignos de respeto por ser lo que son.

Quizá sería un modo de luchar contra la ignorancia, los pre-juicios, la xenofobia o la intolerancia; una manera de enseñar a los niños de hoy -que no dejan de ser los que nos gobernarán mañana, no lo olvidéis- que la diferencia no es mala, sino buena y que de la variedad sale la riqueza y que probablemente con un poquito de atención, escucha y tolerancia este mundo puede ser un poco más “inteligente” que lo que nos demuestran determinadas polémicas extremistas y absurdas, que “capan” el intelecto, la razón, las emociones, la libertad y la Humanidad de los Humanos.

No se que os parece a vosotros, pero yo creo que mis ideas, mis sentimientos y mis creencias son sólo los míos y los de los que piensan como yo, creo que pueden ser diferentes de los tuyos y a pesar de ello podemos convivir en armonía respetándonos y valorándonos,… sólo tenemos que escuchar,… y el roce hace el cariño… si tu quieres.

Si os parece bien, proponédselo a vuestro representante político en el parlamento.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

"Cariño Circulante"

Soy hombre “de ciencias” y siempre me han gustado los números y las disciplinas que giran a su alrededor, tal vez por la seguridad que da aquello de que 2+2 siempre “eran” cuatro.

Sin embargo cuando me topé con las Ciencias Económicas -ya que por ser empresario uno no tiene más remedio que toparse con ellas de un modo u otro- empecé a descubrir que 2+2 siguen siendo cuatro pero,… depende…

… ya que no es lo mismo si está en el debe o en el haber, si hay que amortizarlo o no, si lo has facturado pero aún no lo has cobrado,… etc.… (No os quiero aburrir)

Gracias ello me he topado con un concepto muy interesante que es el de “Capital y/o Activo Circulante”, que para los profanos como yo (Y si meto la pata que me corrijan los especialistas) tiene una parte de algo así como capital que no tienes debajo del colchón, que anda por ahí, a veces perdido otras veces identificado, muchas veces en peligro de perderse para siempre u otras cercano a caer en tus garras para pagar al proveedor, pero que es tuyo, si, que si no tienes impagados es tuyo (Insisto en que me perdone la cátedra económica pero me gusta manejarme con conceptos sencillos -que no simples- para explicarme)

Y estos últimos días he comprendido algo mejor el concepto,… si, me explico.

He caído en Barcelona invitado (Sí, invitado) por un proveedor de esos de siempre, pequeñito pero con una calidad de atención al cliente difícilmente superable en mi opinión y que querían tener una jornada de trabajo para escuchar al cliente (A mi en este caso) para que hiciera la “carta a los reyes magos” de lo que se podría exigir a su servicio en medio de un proceso de cambio y mejora.

Los años de inmejorable atención lo merecían sin duda y la posibilidad de ayudar modestamente en el desarrollo y la mejora de una buena herramienta también, así que me cogí el avión y me fui a pasar tres días.

Las circunstancias han hecho que haya tenido la oportunidad de coincidir además con viejos amigos, otros proveedores y personas varias con las que en los últimos tiempos he tratado poco o desde la distancia.

Y no solo no me arrepiento sino que estoy realmente encantado con el viaje, porque independientemente de lo puramente profesional, me he dado cuenta que tenía una gran cantidad de “Cariño Circulante” que me ha llenado los bolsillos del corazón durante estos días y que ha aumentado el valor de mi Ser y mi Ego de una manera que yo no sospechaba.

La consideración, la amabilidad y el trato de Jorge, su familia y su maravilloso equipo (http://www.nextconsultans.com/), la empatía, dulzura e inteligencia emocional de Mónica (http://www.creacionvisual.net/), la atención y el detalle de Gabriel o el inmenso cariño de Itziar, me han hecho ver que tengo un Capital muy importante, un “Cariño Circulante”, de gran valor, incluso más allá de lo descubierto estos días y que da mucha fuerza para seguir adelante y luchar por unas relaciones cliente-proveedor-persona-amigo que de vez en cuando, confirman que el modelo de relación, trabajo, colaboración, apoyo y ayuda que uno modestamente intenta defender en su día a día y en todas las relaciones de cualquier ámbito, no parece que caiga siempre en saco roto.

Os invito (Y permitidme el atrevimiento) que si en un momento dado encontráis una montaña demasiado empinada que escalar, un problema demasiado grande para resolver, una pared demasiado alta para saltar, echéis mano de vuestra Contabilidad y hagáis un informe de vuestro “Cariño Circulante”,… es muy posible que os deis cuenta como yo, de que sois más ricos de lo que creíais y tenéis más “Cash” para seguir adelante.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Ie+Dp+ip

Que potenciar el I+D+i en nuestro tejido empresarial es algo fundamental para seguir adelante y subirnos a los carros que el mundo va poniendo en marcha es, desde mi punto de vista algo incuestionable o al menos, a día de hoy nadie lo discute y no seré yo quien lo haga.

De hecho cabe destacar todas las iniciativas que en materia de innovación se están desarrollando en este país nuestro para convertirnos en vanguardia de Europa e incluso un buen referente a nivel mundial, como el caso de Innobasque, a quien nadie puede negar el esfuerzo en ese sentido, con resultados más que notables si hacemos caso a sus comunicaciones y a los eventos en los que tiene un papel destacado.

No obstante y sin quitar ni un ápice a lo anteriormente dicho, vuelvo a “arrimar el ascua a mi sardina” y tengo que deciros que desde mi punto de vista hace falta bastante más para ser lo que queramos ser.

En esa línea y fundamentándome tanto en mi experiencia como en los innumerables eruditos y sabios del mundo de los Recursos Humanos y las Personas que he tenido la ocasión de estudiar y/o conocer, concluyo que necesitamos completar –con especial responsabilidad aquellos que nos dedicamos a ayudar a las personas- ese paradigma de I+D+i, indudablemente valioso.

Y os propongo un paradigma paralelo, tal vez perpendicular o en Ishikawa no lo sé; pero en cualquier caso desde mi punto de vista complemento imprescindible y que podremos visualizar como Ie+Dp+ip y me explico de modo sencillo (Si hace falta más desarrollo prefiero que lo hagamos delante de un café o una cerveza y ya te lo cuento).

Ie: Llamémosle Investigación Emocional, autoinvestigación emocional o desarrollo de la inteligencia emocional de cada uno de nosotros, en lo que tiene que ver con el individuo que se enfrenta a un mundo constantemente en cambio y en el que la habitual tendencia del ser humano al no-movimiento y la estabilidad (Léase puesto de trabajo para toda la vida, casa para siempre e hipoteca perenne,…) choca con un mundo que camina por otros derroteros y de otro modo.

Es por ello que no vamos a poder avanzar demasiado si no investigamos nuestras aptitudes emocionales, nuestros dominios emocionales y sus competencias asociadas, que son al fin y al cabo nuestras aptitudes para enfrentar la vida que tenemos por delante.

Dp: Desarrollo Personal. Indudablemente, si se desarrolla la técnica, si lo tecnológico alcanza un ritmo de cambio y desarrollo impresionante en este nuestro maravillosos siglo XXI, si lo social, la comunicación, las redes sociales, el tipo de relación que las personas tienen con sus trabajos, sus empresas, la producción y un largo etcétera de paradigmas se desarrollan y van cambiando el perfil social, deberemos sin ninguna duda, preocuparnos especialmente del agente final de todos esos cambios, que es la Persona y a cuyo desarrollo interior debemos dedicarnos; no sólo en cuanto al tener (Más conocimiento, o un talento mas a flor de piel o cualquier otra adquisición tan fundamental hoy en día) sino al SER, un ser que debe vivir, sentir, responder, ser proactivo, desde su propia concepción de sí mismo y del mundo, desde una estabilidad inestable y adaptativa a más no poder, desde un auto-modelo que ya no puede ser para vivir como el de nuestro abuelos, con pocas creencias y valores diferentes desde el inicio hasta el final de la vida.

Por tanto creo que es fundamental atender, sin ninguna duda al menos para mi, al Desarrollo Personal interno del “alma” (No en un sentido religioso) de los individuos, de los protagonistas, de las Personas.

ip: Qué decir de la Innovación Personal. Aquí ya alguno más estará de acuerdo conmigo que no podemos ni siquiera pensar en innovación en este nuestro mundo social, global y tecnológico sin darnos cuenta de que la innovación pasa por cambiar paradigmas muy íntimos y personales, conceptos educativos imbuidos en nuestras formaciones más o menos tradicionales y que hoy en día siguen vigentes en nuestros sistemas de enseñanza en gran medida.

Conceptos tales como la colaboración en el mundo de la empresa, el desarrollo sostenible, la economía justa, las relaciones en y fuera del ámbito laboral y cualquier otro ámbito de innovación en el que podamos pensar exigen a mi entender, un proceso inmensamente extendido de Innovación íntima, de cambio de paradigma, de creencias, ya no sólo de actuaciones, sino de actitudes, valores, misiones, visiones,… personales.

No os quiero aburrir con un discurso más extenso al respecto, pero creo que con esto os podéis llevar una pincelada de lo que puede ser una interesante línea de trabajo para mi, allá donde la I+D+i esté presente.

No quiero dejar en el tintero en cualquier caso, que este planteamiento que os hago, pasa fundamentalmente por el desarrollo de una cualidad que considero fundamental para cualquiera de nosotros y de la que ya me habéis oído hablar o respecto a la que ya me habéis leído en innumerables ocasiones: La introspecciónautoconocimiento,… pero eso será “harina” de otro post.

martes, 24 de noviembre de 2009

Emocionalidad

Estos días ando con la emocionalidad revolucionada,… algunos encuentros muy deseados, otros sorprendentes, acontecimientos familiares varios que se acercan,… todo ellos en una vorágine de emociones en la que a veces perdido, a veces abrumado, a veces feliz y a veces triste, me encuentro estos últimos tiempos y que sin ser preocupantemente ciclotímica,… la verdad es que no me agrada demasiado.

Además, hoy tengo un par de reuniones importantes para mi, más que profesionalmente, emocionalmente importantes, estoy un poco nervioso, pero deseoso de que llegue el momento, necesito ver cosas nuevas, necesito moverme hacia otros lugares, estoy en ese punto en el que necesito dar un paso hacia delante. Quiero tomar decisiones y quiero hacerlo con la cabeza templada, ni demasiado fría ni muy caliente, para que me entiendas, arriesgando para ganar pero con reflexión.

Tengo que hacer caso a mi cabeza y tengo que hacer caso también a mi corazón y a mis tripas -mis mejores consejeras-, reconocer mis emociones, “verlas” y utilizar todos mis recursos emocionales para sacar el mejor partido a mi inteligencia,… y hacer caso también a mi cuerpo, que hace tiempo que me está queriendo decir algo,…

Hoy tengo que “alinearme”, conciliar mi alma y mi ego, mi razón y mi emoción, mi energía “Strong” con mi energía “Soft” y mi “Light”, mi fuerza, mi mente cognitiva, somática y relacional, a ver si consigo entrar en “mi zona” de excelencia,… hace tiempo que no me veo y necesito recuperarla.

Esta semana van a pasar cosas importantes, quiero decidir cosas importantes, quiero hacer cosas importantes,…

Vamos a ello.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Día Universal del Niño

Soy de los que cree que cuando hay que instaurar un “día de” algo o alguien es para intentar paliar una enfermedad grave de nuestra sociedad y no suelen servir para mucho en general, por lo que no me suelen gustar esas efemérides.

No obstante, hoy es el Día Universal del Niño y creo que la ocasión merece que nos acordemos de sus Derechos tantas veces pisoteados en todo el mundo, por lo que os transcribo una bonita lectura de Fundación Ciudadanía de los principios de la Declaración de los Derechos del Niño:


Principio 1
Los niños pueden ser de razas distintas, hablar lenguas distintas, tener religiones distintas, ser ricos o pobres, pero todos tienen los mismos derechos.

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración.
Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

Principio 2
Las leyes y las instituciones deben proteger a los niños y procurar que tengan lo necesario para crecer como personas en todos los aspectos: En inteligencia, físicamente, en su relación con los demás, etc.
Se les debe respetar y conseguir que vivan en un entorno saludable, en el que se respete su libertad y su dignidad.

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.

Principio 3
Cuando un niño nace tiene derecho a tener un nombre y una nacionalidad.
Tener una “nacionalidad” significa ser de algún país.

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

Principio 4
Los niños tienen derecho a recibir la atención y los cuidados necesarios para su salud.
Los niños y sus madres deben recibir cuidados especiales, también durante el embarazo.
Cuando los niños nacen son muy pequeños y se les debe cuidar mucho.
Los niños deben poder comer, jugar y vivir en una casa.
También deben poder ir al médico cuando están enfermos.

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

Principio 5
Los niños discapacitados deben recibir la educación y los cuidados especiales que necesiten.

El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

Principio 6
Los niños deben crecer como personas.
Para crecer como personas necesitan que quienes viven a su alrededor les quieran y que les comprendan.
Lo mejor para ellos es que vivan con sus padres en una familia que les quiera, les cuide y pueda mantenerlos.
A los niños muy pequeños no se les debe separar de sus madres.
Algunos niños no tienen familia.
Los gobiernos deben cuidar de ellos.
Es conveniente que las familias con muchos hijos reciban dinero del Estado para poder cuidar mejor de ellos.

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

Principio 7
Los niños deben recibir educación.
La educación básica debe ser gratuita y obligatoria para todos los niños.
La educación debe servir para que los niños aprendan a ser personas mayores, responsables y dispuestos a ayudar a los demás.
Los padres son los principales responsables de la educación de sus hijos.
Los niños deben poder jugar.
Conviene que sus juegos les ayuden a formarse como personas.

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.
El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.
El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Principio 8
En cualquier situación, especialmente si hay algún peligro, los niños deben ser de los primeros en recibir ayuda.

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

Principio 9
Nadie debe abandonar a un niño, ni tratarlo de forma cruel.
Los niños no se pueden comprar y vender como si fueran una mercancía.
Está prohibido que los niños muy pequeños trabajen.
Cuando son mayores pueden trabajar, pero solo en trabajos que no sean malos para su salud.

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata.
No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

Principio 10
Nadie puede discriminar a un niño.
‘Discriminar’ significa tratar mal a alguien solo por ser diferente a mi.
Los niños deben aprender que cuando sean mayores deberán ayudar a los demás.
También deben aprender a respetar a los demás y a vivir en paz con todo el mundo.

El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.

¿Es una amenaza?

En la línea habitual de calidad de trato al ciudadano (El que paga los impuestos, tasas y cuotas del ayuntamiento en cuestión es el que vive en el lugar y espera que lo que paga rinda en su beneficio), me encuentro en mi barrio el cartel que os reproduzco y que no he tenido por menos que fotografiar y enseñaros.

¿En nombre de quién?, ¿Por orden de quién?, ¿En base a qué?,… ¿Quién firma esto? Y si el domingo me quitan el coche y me lo deterioran en el traslado, ¿A quién reclamo?

Y mirad que llevo tiempo no queriendo que salga mi faceta de don erre que erre, pero es que esto ya pasa de castaño oscuro que dirían los más jatorras.

No solamente llevan años no dejándonos descansar a los vecinos de la zona durante muchos fines de semana al año, con insoportables tabarras megafónicas desde primera hora de la mañana sino que además los pocos lugares en los que uno puede dejar el coche sin molestar, los restringen (¿Quién exactamente?) para que tengas que cambiarlo de sitio a las 7 de la mañana.

Basta ya, por favor, basta de caciquismo, basta de marketing descarado y patético, basta de Contaminación Acústica propiciada y amparada por las autoridades (Que es tan grave o más que no reciclar la basura, señores garantes de nuestro planeta), POR FAVOR déjennos en paz, estoy convencido de que se puede correr sin molestar a nadie y si hay que hacer ruido construyan más polideportivos adecuados para ello.

A mi me puede interesar o no, déjenme elegir mi tiempo de ocio, de descanso, de deporte, de silencio,… POR FAVOR.

Muchas gracias.

martes, 17 de noviembre de 2009

Atención al Cliente

Esta mañana he sido testigo de un impresionante episodio de práctica de la Inteligencia Emocional a pie de calle que no puedo por menos que reseñar, máxime cuando tiene que ver con una de nuestras denostadas compañías de telefonía que tantas críticas reciben por parte de todos y por la mía por supuesto.

Desde hace tiempo presumo tener una necesidad técnica que me resulta imposible tratar por teléfono con el servicio de atención al cliente de mi compañía de siempre bien por barreras idiomáticas, bien por conocimientos técnicos (Soy lo que se llama un usuario avanzado en esas lides y casi siempre me atienden personas que conocen peor que yo sus propios productos y no saben contestar a mis preguntas), bien por mi incapacidad y progresivo cabreo a la hora de hablar con máquinas.

El caso es que nunca he podido llegar a ni a explicar ni a solucionar el tema y lo había dado ya por imposible,… o casi.

Cerca de mi oficina y enfrascado en mis planes para la semana, resulta que me encuentro una nueva tienda a pie de calle de esa empresa y no sabiendo muy bien por qué –probablemente porque la esperanza es lo último que se pierde- entré a preguntar por mi problema de siempre con el que no os voy a aburrir… a ver si con gente nueva hay nuevas soluciones.

Me encontré detrás del mostrador con una persona aparentemente un poco despistada, con cierta sensación de agobio (Estaba sola en la tienda y tenía varios clientes esperando), sin embargo la intuición me decía que merecía la pena esperar,…y para mi sorpresa, cuando me tocó mi turno ME ESCUCHÓ atentamente lo que le quería decir, incluso me hizo preguntas aclaratorias para tener más clara la idea que yo quería transmitirle.

Tras una detallada explicación de lo que ella podía decirme y de lo que no sabía y tenía que preguntar, decidimos vernos hoy de nuevo para ver que opciones me podía dar…

Hoy he vuelto, no con demasiadas esperanzas si soy sincero y nada más entrar me encuentro con un gesto de “reconocimiento” (Estaba atendiendo a otra persona) y una frase: “Ya tengo lo tuyo, si me puedes esperar te cuento”,… ¿Esperar?,… llevo meses, ¿Cómo no te voy a esperar?

En este periodo de espera ella sigue atendiendo a mi predecesor en la cola, un hombre de avanzada edad a quien lógicamente cuesta entender los trámites que tiene que realizar para poder volver a tener línea en un móvil casi desconocido para sus poco expertos dedos,… y tengo que decir que la paciencia infinita, la consideración y el respeto, diría más, el cariño con el que esta persona ha tratado a un cliente al que además no iba a cobrar nada, me han conmovido,… y no sólo a mi; el resto de las personas que estaban esperando en la cola como yo, en lugar de los habituales gestos de impaciencia o disgusto que se suelen dar en estos casos, tenían caras relajadas y tranquilas (Es mi interpretación pero creo estar en lo cierto)

Una lección de Inteligencia Emocional en la cola de una tienda de telefonía,… nunca se sabe,… ah, por cierto, las soluciones que me planteaba a mi problema me han parecido demasiado caras y me promete buscar otra opción y esta vez a ella… le creo.

Menos mal que aún creo en lo imposible,…

domingo, 15 de noviembre de 2009

Nuestra Voz

martes, 10 de noviembre de 2009

Innovación, Calidad y Excelencia

Hoy estoy un poco revolucionario y al hilo de la conferencia de ayer de John Kao en Donosti abriendo la semana de la Creatividad e Innovación, se me ocurren algunas reflexiones... un poco puñeteras, pero bueno, ahí van.

Mucha autoridad, mucho consejero, presidentes, luces, focos, “teles”, inauguraciones oficiales,... mal asunto, creo que aquí algo no va bien. Innovación, Cambio, Reforma o Revolución (Nótense las mayúsculas), no suelen ir junto a lo establecido, el poder, lo funcionarial, lo político... que tienden a perpetuarse “per se”, digo yo.

Además, se junta todo con calidad, calidad total, excelencia empresarial, premios de excelencia en la gestión,... = Control.

Aquí me vais a dar todos p´al pelo pero como de vez en cuando hace mi Querido Consultor Artesano, me apetece poner una idea revolucionaria encima de la mesa (O del blog, que lo mismo da) para tocar las meninges y ayudar a ver el vaso no medio vacío ni medio lleno, sino desde el culo, que es otra perspectiva.

De momento, siendo como somos país referente de todas esas cosas buenas según nos dijeron ayer, que sin duda lo somos y ha sido por el esfuerzo impagable de muchos -al César lo que es del César y vaya mi reconocimiento por delante- no veo yo que nuestra situación sea mucho mejor que la de los que están a la cola en todos esos parámetros,...

... sí, un poco mejor si, pero no se si el esfuerzo ha merecido la pena para el resultado (Daros una vuelta por las empresas y a ver que os cuentan, en la mayoría de las que yo conozco a mí se me cae el alma a los pies)

¿Por qué no innovamos en profundo, revolucionamos las cosas y mandamos a la porra el control, la gestión encorsetada, los números, los ratios, los certificados y las “Q” institucionalizadas, sean del metal que sean?

Propongo:
“L” de oro al Liderazgo Personal y al Aprendizaje Autodirigido
“L” de Plata al Líder aclamado por la mayoría de los trabajadores que hacen Equipo con él
“L” de Hojalata al Líder incapaz de mantener una buena relación con su gente (Y a la p... calle)
“I” de Oro al Equipo con Inteligencia Emocional (Se pueden dar cientos de premios el mismo año, en San Mamés, Anoeta y Mendizorroza caben todos, seguramente y si no se hacen dos actos)
“I” de Plata a la empresa que más vacaciones da, menos horas extras mete y más favorece la vida extraprofesional de sus trabajadores
“I” de Hojalata a la empresa que más gana y menos reinvierte

¡Ah!, por cierto, estos premios se podrán dar a cualquier tipo de empresa, aunque no la conozca nadie más que los que currelan en ella, sea del tamaño que sea y pertenezca o no a corporación, grupo o multinacional alguna.

Todo el mundo sabrá quien vota a quién y el jurado será popular y podrá participar todo el que quiera y será público y notorio.

Los premios serán:
Para Los “oros” un mes de cierre patronal con vacaciones pagadas para todos, para que aprenda la competencia
Para las “platas” 15 días en iguales circunstancias (Y a mejorar el año que viene)
Para las “hojalatas” una semana de trabajo extra, sin remunerar a nadie y sin rendimiento para la empresa (Y a darse vidilla para la próxima)

Y propongo una Semana Europea de la Gente Feliz en el Trabajo, donde se hable de Innovación Personal, Crecimiento, Madurez, Responsabilidad, Cooperación, Calidad de las Relaciones, Calidad de la Presencia Personal y Excelencia en el Trato entre las Personas,...

... que si conseguimos un alto desarrollo de todo esto en nuestras organizaciones, os aseguro que seremos referente mundial en todo lo demás también y además,... de buen rollo.

Nota: Y traemos a Paco para que nos de una conferencia, un encargado de una empresa que conozco, excelente persona, querido por todos y un Jefe ejemplar para su equipo que le adora y del que además se aprende un huevo sobre personas, equipos y relaciones estando con él 10 minutos,... y habla castellano y euskera y nos ahorramos la traducción simultánea y también comprarle un libro a la salida, que no ha escrito ninguno (¡Ah!, y toca el pandero como los ángeles).

lunes, 9 de noviembre de 2009

Las Multinacionales (Desde las tripas),...... suma y sigue de profesionales largados por la puerta de atrás

Nuevas noticias me llegan hoy lunes,... Iñaki, esta semana te llamará “Fulanito de Tal”, ya sabes el Director General de “Empresa S.A.” (Un gran cliente de muchos años), que por “circunstancias” va a dejar la empresa (En la que lleva 13 años),... ¡Otro más!

Fulanito de Tal hasta ayer era un gran Director, con una brillante carrera profesional en Empresa S.A., apreciado por la mayoría y reconocido por casi todos como el líder de la organización (Multinacional para más señas), que por “vaya usted a saber qué...” ya no cuenta con la confianza de “la multinacional” -denominación temida por muchos en este país nuestro porque últimamente suele venir asociada con malas noticias-

Y yo siempre me pregunto lo mismo, por qué y para qué. Por qué debe salir de la organización una persona valorada y bien considerada y para qué se realiza ese cambio en la empresa de turno,... a la primera pregunta me suelen contestar con alguna explicación, casi siempre vaga, poco convincente y que suena a mala justificación, de la segunda pregunta mejor no hablar,... entra dentro de los misterios de la “estrategia” de “multinacional”, aún más incomprensibles para mi que todo lo demás.

Y Fulanito de Tal me manda un correo, lleno de energía y vitalidad, con esperanza en un futuro mejor, con idea de contarme sus proyectos en una próxima entrevista que por supuesto tendré con él (No en vano también hago selección de personal y quiere estar en mi base de datos para “lo que pueda surgir”) y le siento esperanzado, un poco “tocado” por el golpe bajo de esa empresa a la que ha dedicado mucha vida y siente casi como suya, pero con ánimos para encontrar esa oportunidad nueva en la que ser más feliz.

Lo siento “Fulanito de Tal”, intentaré ayudarte en lo profesional y en lo personal si lo necesitas,... que eso no se hace, ¡hombre!

Y una última reflexión: ... y digo yo, si las Américas, lo anglosajón, lo multinacional, los grandes gigantes del pensamiento vanguardia en Recursos Humanos (Sí, yo todavía uso el término y por eso no denigro a nadie, que los recursos más importantes que uno tiene son los que forman parte de su humanidad), son los que está en la avanzadilla de la nueva gestión basada en las personas y los equipos altamente eficaces y humanos, ¿cómo llevo tanto tiempo re-conociendo empresas de aquellos lares tan analfabetas emocionalmente y tan poco Humanas?,...

Estoy hecho un lío,...

viernes, 6 de noviembre de 2009

Objetivos, objetivos, objetivos,...

Difícilmente nos planteamos hacer un viaje, sin la idea de dónde queremos llegar. Una vez decidido el destino, nos vamos planteando cuándo, cómo, qué medio vamos a usar,...

Y desde ese momento empezamos a disfrutar de los preparativos del viaje, revisamos el coche o compramos el billete de tren o de avión, vamos pensando en la maleta, qué vamos a necesitar, incluso compramos alguna cosilla que prevemos necesaria, planificamos lo que vamos a hacer: alguna excursión, conocer sitios cercanos a nuestro destino,...

Hasta aquí, lo normal,... ¿No? pero os planteo un par de reflexiones si os apetece:

¿Qué pasa con nuestro viaje más importante, el viaje de la vida? Probablemente en muchos casos nuestra manera de plantearnos este viaje no se parece demasiado a lo anteriormente descrito.

Aparentemente no hay un destino claro, no hay un horizonte al que podamos ir acercándonos, no suele haber un objetivo -o varios- claramente pensado, deseado, especificado, verbalizado, visualizado.

Vivimos porque vivimos, “bastante tengo con lo que tengo como para filosofar”, a veces con la sensación de andar como gallinas sin cabeza, dándonos una y otra vez contra las mismas paredes.

Y no digamos nada respecto al mundo de la empresa y las organizaciones en general,... cuando planteas en algunos casos la pregunta fatal: ¿Cuáles son los objetivos de la organización?, la mayoría de las personas se quedan mirando como las vacas al tren,... nunca me lo he planteado, ni sé si la empresa lo ha hecho.

Probablemente hablamos con una organización plagada de carteles de la misión, la visión, los certificados de calidad por las paredes, el credo para los clientes y proveedores, etc. y sin embargo los que la hacen funcionar no saben muy bien para qué, más allá de dar de comer a la familia que ya es objetivo suficientemente importante.

Para qué, es la pregunta clave, es la que nos pone en el camino, es la que nos da sentido, es la que nos alinea las acciones, con los valores, las creencias y lo que queremos hacer en este mundo.

Cuando en cualquiera de los ámbitos en los que nos movemos, somos capaces de plantearnos el “para qué”, surgen los caminos, se aclaran las nieblas y comienzan a tener sentido muchas cosas.

Un vida con un para qué, una empresa con un objetivo, una relación con un horizonte, dan sentido, enriquecen y, de hecho, solamente el planteamiento y la visualización del final del camino, del horizonte, del objetivo, del para qué en definitiva, es por sí mismo más motivador que cualquier otra cosa y si no probadlo.

Pongámonos a ello entonces, pensemos, planteemos nuestro camino, veamos nuestros objetivos, modifiquémoslos si nos van surgiendo “paradas” interesantes o nuevos senderos en el viaje, en cada acción preguntémonos ¿Para qué?,... tomemos tiempo para decidir nuestro destino o ¿No os parece lo suficientemente importante?

Os dejo un interesante video de mi apreciado José Pedro que tiene mucho que ver con éste post.

lunes, 2 de noviembre de 2009

El pensamiento rumiante y el autoconocimiento

Hace un par de días, visitando a una buena amiga, recordé sus primeros síntomas de depresión que ella calificó acertadamente como “pensamiento rumiante” y que le hacían sufrir en gran medida.

No me extenderé en temas más o menos científicos, pero en definitiva no hacía más que describir ese juego interno que en ocasiones nos llena de culpas, remordimientos, auto-juicios y toda suerte de ideas que vuelven de modo recurrente para hacernos pasar malos ratos por haber cometido una equivocación, haber tomado una decisión errónea, acometer un trabajo que no sacamos adelante, sufrir problema que no sabemos solucionar...

Más allá de los casos en los que la cuestión pasa a ser una patología y es necesario tratar el momento de crisis de modo estrictamente terapéutico antes de cualquier otra cosa, este tipo de pensamientos, en algunos casos antesala de la depresión, pueden ser combatidos a través del autoconocimiento.

Llevo hace tiempo sobre mi espalda como mi caballo de batalla particular la idea de extender entre las personas con las que me relaciono a nivel personal y profesional la necesidad de asumir una tarea, en mi opinión la más importante de nuestra vida, que es conocernos a nosotros mismos.

El autoconocimiento es probablemente la herramienta más poderosa que se puede utilizar para ir asumiendo los retos, dificultades o problemas de mayor o menor magnitud que nos van surgiendo en el transcurso de nuestra vida.

El tomarnos tiempo para preguntarnos quiénes somos, cuál es nuestro propósito en la vida y otras muchas cuestiones más acerca de nuestro interior es probablemente la única manera de ser capaces de afrontar lo que nos acontece cada día.

El mundo exterior es como es y lo es para todos; las cosas que pasan y las cosas que nos pasan con mucha frecuencia no dependen en casi nada o en nada de nosotros,... ¿Qué podemos hacer entonces?

Fortalecer nuestra identidad, conocernos en profundidad, “sabernos”, nos hace mucho más conscientes de lo que somos y hace que “respondamos” a los avatares del mundo en vez de “reaccionar” a las cosas que nos ocurren.

De modo que ante un problema más o menos importante, seguiré siendo yo, un yo que responde a la situación conscientemente y que es capaz de “alinear” su respuesta con sus valores y su visión de sí mismo, así que en vez de hacernos perder nuestra identidad y caer en el círculo de un pensamiento rumiante devastador psicológicamente, la asunción de los problemas nos ayudará a ser más Nosotros frente al mundo cambiante, las crisis o cualquiera de las dificultades de la índole que sea que nos afecten.

Hablamos de problemas o dificultades, pero en cualquier caso la utilidad de saber quién soy va mucho más allá, de modo que me vais a permitir la licencia pero creo que está en la base de la sabiduría y de la felicidad, allá donde se encuentren.

A través de los procesos que el Coaching propicia, podemos descubrir quiénes somos, cuál es nuestro propósito en la vida, qué es lo que queremos dejar en este mundo más allá de nuestro beneficio, cuáles son nuestras fortalezas, dónde están esas cosas en las que no “nos gustamos” y cómo podemos hacer para mejorarlas, qué es lo que realmente nos motiva, cuál queremos que sea nuestro papel en el entorno donde nos movemos,...

... y muchas otras preguntas más que nos ayudarán a saber más de nosotros y a tener un Ser fuerte, un Alma que pondremos en nuestra vida y que se manifestará en cómo vivimos nuestra existencia.

Sin duda, una maravillosa aventura, probablemente el safari más emocionante que se puede hacer,...

miércoles, 28 de octubre de 2009

La brecha de la innovación y el cambio

Vaya por delante que no pretendo que nadie se moleste (Parece que ya estoy afilando el pincho, pero no es esa mi intención) de modo que me gustaría que quedara claro que no hablo de nadie y que mi intención es construir (Ahora es cuando todos empezáis a intentar adivinar de quién hablo,... pero no, os lo juro).

Veréis, hace ya bastante tiempo que me ronda una preocupación por el alma; ya sé que no soy nada original y que muchos otros se la han planteado ya, pero me gustaría compartirla con vosotros, así que ahí va.

En nuestra sociedad de la información, de la comunicación, cada vez más democratizada, donde muchos luchamos y creemos en un acceso universal al conocimiento y la información, resulta que observo un fenómeno que me preocupa y que me parece crucial para mirar al futuro.

Tengo una vívida sensación de que cuanto más conceptualizamos el cambio, cuanto más allá queremos llegar en la definición de lo que nos viene en los tiempos futuros, ya sea a nivel social, personal, respecto al mundo del trabajo, empresarial, productivo, en el ocio,... cuantos más foros, asociaciones, estudios, redes sociales, debates, libros, etc. construimos para explicarlo, veo que más grande es la brecha entre las realidades.

Unos cuantos (Me da miedo llamarnos “élite”) estamos intentando definir, acotar, poner nombres, transformar una realidad que dudo mucho que sea sólo nuestra y dudo más aún de que la mayoría de los sujetos de esas transformaciones (O muchos de ellos al menos) ni siquiera sepan de qué estamos hablando,... incluso no creo que sepan que hablamos de ellos; es más, creo que su realidad o sus realidades son otras... y además aún son mayoría.

No soy un gran defensor de la democracia como axioma absoluto (Aunque no se si tenemos algo mejor), pero tengo la sensación de que si no tendemos más puentes entre realidades diferentes, seguirá existiendo una gran brecha entre unos y otros y tengo la “sensación” de nuevo de que tenemos que intentar buscar un modo de transmitir, de democratizar, de extender, de impregnar, las grandes ideas que hoy por hoy están en un lado de la brecha y que deberían ayudarnos a ser una sociedad mejor, más democrática, más igualitaria y más participativa.

Tal vez haya que cambiar lenguajes, empatizar más, buscar menos las grandes palabras y los grandes conceptos o intentar conciliar nuestro complejo mundo con el Principio de la Parsimonia para ser más justos y tender más puentes.

Yo a veces no nos entiendo,...

lunes, 19 de octubre de 2009

Robert Dilts,... y algo más

Este fin de semana he tenido la suerte (Preparación + oportunidad) de acudir al seminario impartido por Robert Dilts, profesional reputado y mundialmente conocido por ser una de las personas más importantes en el mundo de la P.N.L. y el Coaching, especialista entre otras muchas cosas en Liderazgo y Creatividad, con una importante actividad creativa en general y multitud de libros publicados. Le acompañaba su esposa Deborah, especialista además en "Los 5 ritmos" que nos regaló con una sesión de danza a la que no puede asistir pero de la que tengo estupendas referencias.

Únase al curriculum de Robert, ya de por sí extenso, su capacidad pedagógica y su altísimo nivel como transmisor de ideas y sobre todo, algo que probablemente sea una de las “diferencias que hacen la diferencia”, su cercanía personal, su sencillez, su accesibilidad y su capacidad de transmitir-se más allá de los conceptos o las ideas brillantes.

Ha sido un intenso fin de semana de encuentro y aprendizaje, con un auditorio lleno de personas con ganas de cambiar el mundo a través de la fuerza interior, del convencimiento, de la coherencia, de la energía positiva, del sumar,…, personas que seguimos aprendiendo a aprender, descubriendo la diferencia que marca la diferencia, buscando nuestra “zona excelente”, generando Cambio Generativo, estando presentes y siendo no sólo hidrógeno y oxígeno en la misma sala, sino Agua con muchos sueños.

Con nuestras Visiones y Misiones, con nuestro Ambición y nuestro Rol, Ego y Alma que buscan ir a la luna, imaginando en el horizonte algo mejor, que no sabemos lo que será, pero sin duda será grandioso como sintió Walt Disney, alineando nuestras metas y capacidades con nuestros valores y nuestro rol en el proceso, como diamantes en proceso de pulido.

Fin de semana de búsqueda del Liderazgo individual y colectivo, de la Creatividad Desatada, de la Inteligencia Emocional, de proyectos ambiciosos y de grandes ideas, de personas humildes, enormemente poderosas por ser quienes son.

También me llevo muchas preguntas –que es lo mejor que se puede llevar uno de un curso, a mi entender-, cariño, imágenes agradables, un poco más de energía tanto de la “strong”, como de la “soft” como de la “light”, buena gente en el corazón, muchos ánimos para seguir, sensación de estar acompañado, una luz en el final del camino y ese horizonte que no sé cómo es, pero seguro que será grandioso.

También toca agradecer la excelente la capacidad de transformar un local preparado para conferencias magistrales en un foro de práctica y movimiento donde más de 100 personas nos hemos encontrado como en la sala de formación más adecuada y con los medios más modernos.

La responsabilidad la tienen “las del sueño” de Ser In Motion, Asun, Felicia y sus compañeros, así como la amabilísima gente del Instituto de Potencial Humano, ángeles de la guarda del proyecto; un auténtico placer.

Si además a todo esto añadimos a Josepe, José Antonio, Paloma, Luisa, Yolanda, Ramón, etc., que me han ayudado a aprender en nuestras prácticas conjuntas en cada uno de los grupos en los que hemos disfrutado juntos,… ¡Qué puedo decir!

De momento, muchas gracias a todos, a los que he nombrado y a los que no porque he crecido este fin de semana y ya por eso ha merecido la pena el esfuerzo… y además ya sabéis,… tengo un sueño…

viernes, 16 de octubre de 2009

Héroes Solitarios

Ayer acabé el día un poco triste.

Hice una visita de cortesía a uno de esos clientes a los que te une algo más que una relación mercantil, en una empresa en la que ya, gracias al tiempo, conoces a mucha gente que según pasan, te saludan sonrientes y te preguntan aquello de que tal te va, cuánto tiempo,…

Bastante tiempo hace si, gracias a la crisis global y la del sector en la que trabajan en particular, un par de bonitos proyectos de formación se fueron al traste uno sin empezar y otro a medio camino después de varias sesiones a lo largo de varios meses en las que yo disfruté mucho y ellos participaban con interés e ilusión.

Interesante plantilla, con gran potencial, jóvenes con grandes valores esperando poder poner en práctica su mini-innovación en la técnica y en la gestión, inquietos, con preguntas, con ganas a pesar de la dureza del día a día y de la exigencia,…

Pero llega la crisis, todo se para, se habla con unos y con otros, expedientes de regulación que se negocian, posturas encontradas, entresijos políticos más allá de la simple defensa de una empresa y de unos puestos de trabajo, noticias en prensa que no dicen toda la verdad, o sí… y en medio de todo ello un héroe, no porque trabaje más o menos que otros para salir del bache,… sino por que se deja una buena parte de sus energías, de su alegría, de su familia, de su vida en definitiva, defendiendo un ideal, muy muy solo.

Se topa con la cruda realidad, nadie se identifica con él, ni unos ni otros reconocen las horas de preocupación, la falta de sueño, el trabajo tirado por la borda, los años gastados en meses de lucha acelerada,... los sinsabores,...

Será que los héroes no son siempre bien queridos o que tal vez no son tales héroes,… a mi me lo pareció ayer, yo le admiro por que por encima de la soledad sigue luchando por las personas con las que ha trabajado desde hace muchos años y por la empresa en la que ejerce como Responsable de los Recursos Humanos, aunque nadie le reconozca demasiado mérito.

Ayer reconocí a un amigo roto, demacrado por el esfuerzo, con pocas horas de sueño, algún kilo menos y sobre todo desanimado por pelear contra enemigos invisibles y demasiado grandes.

Y la verdad,… me quedé triste.

martes, 13 de octubre de 2009

La Esquizofrenia del Cambio (2ª Parte y Fin)

Me gustaría que quedara claro desde el principio que pienso que se puede vivir bien en la incertidumbre, que a la inseguridad se puede uno acostumbrar y que también creo en la posibilidad de sobrevivir en el cambio de una manera cercana a felicidad,... siempre que haya cosas en la vida que te provoquen ese maravilloso sentimiento.

El cambio tiene muchas ventajas también si se vive como oportunidad, te hace estar despierto, provoca que estés siempre aprendiendo nuevas cosas, ayuda a tener y considerar diversos enfoques a la hora de enfrentar los avatares de la vida, suele ampliar el abanico de tus relaciones ya que tienes muchos “frentes abiertos”,... (Te planteo un ejercicio sencillo: Sigue poniendo tu las ventajas que le ves al cambio,... a ver que te sale) y quienes lo asumen como natural, suelen aparecer como personas más felices y menos estresadas.

Y me dirás,... ya pero ¿y lo mal que se pasa?,... bueno, si y no.

Yo creo que una de las claves es la introspección y/o el autoconocimiento, es decir antes de enfrentarse a cualquier cosa en esta cambiante vida creo que es importante conocerse a uno mismo, saber cuáles son los recursos con los que contamos, las características que son susceptibles de mejorar, qué me mueve, qué me motiva, cuáles son mis valores (“Lo que me vale y lo que no”) y mis ideales, en definitiva tener una visión global y lo más rica posible en detalles de mi mismo.

A partir de aquí, si conseguimos vernos de modo amable, desprovistos de juicios sumarísimos y culpas autocondenatorias que, como ya habréis visto no son “santo de mi devoción” (La culpa paraliza, la responsabilidad llama a la acción) pero asumiendo toda la responsabilidad de nuestro propio destino y de nuestro hechos, creo que es un buen camino para empezar a nadar hacia la estabilidad interior en el cambio exterior.

Si somos capaces de aceptar que casi todas las cosas o los acontecimientos, son buenos o malos para mi en función de cómo yo los asuma y reaccione, porque suelen existir independientemente de mi, casi siempre podremos ver una opción que nos hace crecer y ser más nosotros dentro del mundo en el que estemos.

¿Fácil?, no, no lo es, pero tampoco lo será vivir en el siglo XXI si no vamos asumiendo la importancia de nuestro desarrollo personal, de la ampliación de nuestro SER previa a cualquier adaptación o éxito personal o profesional.

Porque es muy probable que los acontecimientos den muchos bandazos en una sola vida y es probable que al final caigamos en no saber quienes somos ni cuáles son las cosas que nos hacen ser nosotros mismos y vuelvan muchas “crisis de valores” como la que estamos viviendo porque nos hemos vuelto a dejar llevar.

Instrumentos como el Coaching en este contexto, nos pueden ayudar mucho a plantearnos todos estos retos de un modo positivo y esperanzador, ya que no deja de ser una herramienta para ampliar el “capital humano” del que disponemos.

Y visto así, seremos capaces de mejorar nuestro SER y cambiar lo que nosotros queramos cambiar para ser más y vivir dentro de la inestabilidad con la estabilidad de saber que estamos dónde queremos estar, aunque la vida nos esté poniendo en cualquier sitio no elegido.

Por tanto, ¿esquizofrenia?, no para nosotros, porque vamos a saber nadar en el río traiga las aguas que traiga y nos adaptaremos.

jueves, 8 de octubre de 2009

La Esquizofrenia del Cambio (1ª Parte)

Señoras y señores, ciudadanos todos, ha llegado “El Cambio”.

Se hace saber que si quieren ustedes sobrevivir tienen que estar contentos y adaptarse lo más rápido que puedan, no en vano ya dijo el “viejo” Heráclito: “Todo fluye, nada permanece” y por fin, después de los siglos, ya lo hemos entendido y hay que “ponerse a ello”.

Pero hete aquí que de repente uno mira a su alrededor y ve personas luchando hasta la extenuación por tener una hipoteca para toda la vida, para vivir en una casa para siempre (O al menos durante muchos años), que pagamos con un sueldo “seguro” que,... siempre es el mismo y en caso de variar, solo debe varias hacia arriba, ¡No jorobes!

Sueldo que nos pagan en un puesto de trabajo que todos aspiramos a que sea de “contrato fijo” (O sea,... para siempre) y si es para ser funcionario muchísimo mejor, “que ya me lo gané en su día estudiando oposiciones durante unos añitos casi sin salir de casa” y suspendí tres veces (Paciencia, oiga).

Y luego está lo del “Cambio Climático”, ¡Ojo!, esto es grave, que nos estamos cargando nuestro ecosistema, el mundo y casi el universo (Que para antropocentristas, nosotros los “antropos”), así que coches fuera, ciudades amables, fabricas que no echen humo, desodorantes de stick y clases aceleradas de lo que es vidrio y lo que es cristal,... ¡que vaya lío! (Voy a estudiar Ingeniería Química que si no me va a acabar costando un riñón en multas del ayuntamiento)

Pero cuidado, en casa un par de coches por lo menos, ¿Vino en tetrabrik?, Don Antón y para de contar, ¿Vacaciones?, joé, en avión y a hotel de nivel, faltaría más, con un buen aire acondicionado, de los que te pone la habitación a -5º cuando fuera hay 50º, si no, vaya vacaciones.

¡Ah! Y todos a la calle para defender a las empresas de automoción y auxiliares cuando echan a la calle de un plumazo a 1.500 currelas y cuanto más sale en la tele, más indignados todos.

Pues a mi esto me cruje,... y mucho, sobre todo si me planteo que quiero que sea mi vida en esta época tan “convulsa”, tan “cambiante”,... y tan “insegura”

... to be continued

martes, 6 de octubre de 2009

Ese Reality...

Pues no, no me callo, lo siento pero tengo que decirlo. Desgraciadamente a veces, mientras ceno o cuando necesito vaciar mi cabeza por un día duro o excesivamente largo, pongo la “caja tonta” y zapeo a ver que hay por ahí que me pueda enganchar,...

... y ayer cometí el error de quedarme (Y es la segunda vez que me pasa) en un reality - proceso de selección - gran hermano de la empresa,... ustedes ya sabrán; una serie de personas jóvenes, con curriculums grandes y largos y supuestas aptitudes impresionantes para sobrevivir en la jungla empresarial.

No seré yo quien juzgue a las personas que participan ni quien diga lo que está bien o mal hecho en lo referente a las personas a las que echan a la calle o las que se quedan (Que ese es el quid de la cuestión,... sólo quedará uno), aunque me apetezca mucho,... (¿A ti no?)... pero no caigamos en la tentación.

Sólo un par de comentarios sobre el modelo de “empresario” que parece buscarse a lo largo del programa. Al menos yo he visto que “lamentándolo mucho” van largando a aquellas personas que fallan en su cometido y lo reconocen a la hora de examinar su comportamiento y siguen en el “lío” aquellos que tienen una personalidad más “arrolladora”, incluso reconociendo su falta de “inteligencia emocional” (Si, si,... lo dijeron tal cual) con la consabida charla que queda muy bien.

Es decir,... seguimos igual,... hay que ser más listo, tener más “competencias” pero no es necesario que seas un buen colaborador de equipo, no es necesario reconocer lo que no sabes o no has hecho bien, hay que imponerse a tu grupo, no repartir responsabilidades, se te tiene que notar que eres el listo,... y no sigo,...

En cualquier caso, queridos amigos,... de momento a ese juego yo no quiero jugar y no voy a dejar de luchar porque los valores que valgan en el mundo de la empresa, por mucha jungla que parezca, sean otros,... lo siento si seguimos haciendo lo mismo seguiremos cosechando los mismos “éxitos” en nuestro mundo empresarial y si no,... miremos cómo andamos hoy, ¿No?

viernes, 2 de octubre de 2009

Reunión del Consorcio de Inteligencia Emocional

Vuelvo a casa de mi primera reunión con las gentes del Consorcio de Inteligencia Emocional (CIE) con un gusto realmente dulce.

Es mi primera experiencia con este grupo y he encontrado nuevas gentes, algunas ya conocidas, otras “oídas” o “tratadas” por correo electrónico; las más todavía desconocidas.

He descubierto personas con un bagaje muy interesante en ese aspecto, he visto la sabiduría de la experiencia y los conocimientos de la juventud comprometida con un proyecto, el compromiso con las personas desde instituciones diversas, consultores emocionalmente activos, estudiosos y funcionarios.

He visto Inteligencia Emocional, mucha capacidad de comunicación, sencillez en el trato pero sonrisas sinceras y abiertas, personas dispuestas a colaborar juntas por ideas de transformación, de mejora, por los otros… y esta vez les he creído y me ha apetecido seguir adelante.

Muchas ideas, propuestas interesantes, kemos sonrientes (http://www.kemotions.com/?lang=es_ES),… también dudas, conciencia de las dificultades, algún que otro pre-juicio basado en la experiencia y mucha confianza en nosotros mismos y nuestra capacidad de llevar a cabo muchas de esas propuestas,… en definitiva, ganas de trabajar y de avanzar.

Me han preguntado mi opinión del día de hoy,… te diré: optimismo moderado, ilusión contenida, buenas vibraciones, aprendizaje, sabiduría, opiniones diversas, diálogo,… unas cuantas personas reunidas emocionalmente inteligentes y con ganas de crear,… buenas perspectivas.

Me he sentido bien y he aportado lo que he podido en la medida de mis conocimientos y experiencias prácticas.

Sólo puedo decir: ¡Gracias compañeros!, seguiremos en ello.
Por cierto si os interesa:

martes, 29 de septiembre de 2009

Crisis = Oportunidad,... ¿De qué?

Como casi siempre que repetimos muchas veces algo (Si además lo hacemos en Congresos, por la radio, en los informativos de televisión, en los programas temáticos o en las revistas especializadas, que comunican con muchas personas, aún más) el contenido de la idea que estamos transmitiendo va perdiendo color, incluso acaba perdiendo el sentido.

Esta sensación me produce aquello de la crisis-oportunidad, tan traído y llevado hoy en día por mor de la coyuntura en la que nos encontramos desde el punto de vista económico, fundamentalmente.

También nos hartamos de hablar de la crisis de los valores tradicionales,... ya que estamos, lo metemos todo en el saco y tenemos más tema de conversación para echar culpas a los bancos, las constructoras, "esta juventud que ya no cree en nada", etc.

Pues a mi me parece un poco lo contrario, fíjate. Precisamente lo que creo que nos mueve hoy son los valores tradicionales, porque nos estamos dando cuenta de que lo que nos trajo la nueva cultura del pelotazo, del enriquecimiento rápido, del tener más dinero, más cosas, más prestigio social por no hacer nada "de provecho", ha fracasado,.... y aquellos barros trajeron estos lodos.

Pero no nos engañemos, de esa cultura, hemos participado todos, quien más quien menos. Ésto no es algo que practican sólo unos cuantos,... aquí hemos caído todos y nuestra sociedad (Juventud incluida) es la nuestra, la que nosotros hemos puesto en juego, la que nosotros hemos ido construyendo.

No seré yo, sin embargo el que juegue con "culpas". La verdad es que no creo que sirva para nada señalar con el dedo a nadie, miremos adelante y aprovechemos la oportunidad.

Oportunidad, si, pero ¿de qué?, ¿de hacer nuevos negocios que antes no existían para perdurar esos valores que nos han llevado hasta aquí?, ¿para quedarnos igual que antes lo más pronto posible?.

Tal vez sea el mejor momento para mirarnos por dentro sin tapujos y ver qué es lo que nos hace movernos, en qué onda estamos y cuál es la mejor manera de SER en este mundo que es cada vez más cambio constante.

Quizá es el momento de decidir desde hoy que queremos ser, por qué vamos a pelear, hacia dónde queremos ir, con quién y cómo vamos a contar y sobre todo desde qué tipo de persona vamos a adaptarnos al mundo que nos rodea.

Difícil, sin duda,... apasionante también. ¡Esto si es una buena oportunidad!

¡Tranquilos!

Estimados y apreciados directores, jefes, mandos intermedios, encargados, presidentes,... trabajadores todos. ¡Tranquilos, por favor!. Que no cunda el pánico como en el efecto 2000 o cuando la ola de la crisis comenzaba a asustarnos con las hipotecas basura de los yanquis,... no hay por qué asustarse.

Cuando nos llegan los cantos de sirena de que ha aparecido un tío por la empresa que dice que hace Coaching (¡Rápidamente todo el mundo a Google a ver qué es eso!) aparece esa neblina de desconfianza, esas miradas de recelo cuando vas por los pasillos, esas caras medio curiosas, medio enfadadas,... ¡¿Qué c... vendrá ese tío a enseñarnos aqui?!

Pues si, esas son algunas de las reacciones que yo he vivido en algunas de las empresas en las que me he puesto la txartela de Coach en la solapa y me he lanzado a "vender" la idea.

Respuestas como "eso para nosotros no es", "aquí no podemos hacer esas cosas" o "fulano de tal no está preparado para eso" han sido muy habituales en algunas de las organizaciones en las que me he permitido el lujo de plantearlo como necesidad.

No penséis que estoy hablando sólo de pequeñas empresas familiares, talleres o pymes de andar por casa, no. La mayoría son empresas multinacionales implantadas en este querido país nuestro, en los montes y en los valles de este pueblo de gente trabajadora y seria, con líderes enviadiados "all over the world".

Algo debemos mejorar los que nos dedicamos a esto si hay una parte de ciudadanos y trabajadores sea cual sea el puesto que desempeñen, que tienen miedo al Coaching y que lo ven como algo más agresivo que cercano, más inquisitivo que colaborador, una moda que pasará como otras.

Quitemonos de encima la etiqueta, ésto es algo que si ayuda vale y si no, mejor no seguir. Está pensado para favorecer la grandeza de las personas, para aumentar su conciencia, para desarrollar sus habilidades, para ser algo bueno.

El Coach será "de tu equipo" e intentará ayudarte, con el "agravante", de que vas a tener toda la confidencialidad a tu lado -incluso frente a la "curiosidad" de tus jefes o compañeros- y que se trata de ayudarte a manejarte con más facilidad por ese mar de cambio en el que se ha convertido nuestro mundo... y usando tus propias habilidades, esas que ya has demostrado mil veces que tienes.

Esto está pensado para que TÚ, querido cliente, seas más feliz, estés más a gusto contigo mismo hoy que ayer, seas capaz con más fuerza de luchar por lo que quieres en la vida,... si no te ayudamos en eso, alguien no dice toda la verdad,... así que tranquilo, estamos en el mismo equipo.

Pruébalo y no te arrepentirás, te lo aseguro.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Coaching para todos

Acabo de recibir un alentador mail de uno de mis queridos Coachees en el que me cuenta las actividades derivadas de nuestra última sesión que ya está realizando y las nuevas lecturas en las que se está embarcando en la línea de los objetivos que se está marcando a nivel profesional.

Todo ello después de dos sesiones de trabajo conjunto, de esas de la última hora de la tarde a las que uno se acerca con una buena dosis de cansancio y que sin embargo acaba disfrutando como si fuera la primera actividad del día.

En dos sesiones, casi tres horitas, se da cuenta que está cambiando, que está empezando a recorrer un nuevo camino, que además le ilusiona. ¿Qué te parece?

Pero no se trata de magia, ni de milagros, ni de complicadísimos proceso en los que te vamos a dar "hasta en el carnet de identidad"; descuida, lo bueno de ésto es que yo estoy en "tu equipo" y voy a disfrutar de tu evolución hasta el día que me digas que ya no me necesitas,... así de fácil.

No esperes de mi tampoco paños calientes o "no te preocupes", mi labor no es esa. Te haré las mejores preguntas, las que hacen pensar, las que ya te has hecho tu mismo y las que no, te plantearé encrucijadas para que busques por que camino vas y por cual quieres ir, te ayudaré a mirarte por dentro, sin engaños, pero sin juicios,... y por supuesto sin culpa, esa gran enemiga del hombre moderno que le paraliza en la acción y no le permite nunca avanzar.

Será importante aprender del pasado, ¡Cómo no!, pero lo que más importa es tu futuro, qué pasos quieres dar, a dónde quieres llegar y por dónde vas a empezar. Y en eso nos vamos a empeñar, aprendiendo de atrás, pero siempre mirando para adelante.

Cuando alguien me pregunta lo que para mi es "coaching" y la función del Coach suelo utilizar una metáfora -herramienta muy habitual en Coaching- y contesto que para mi es como crear un nuevo material a través de una reacción química en la que el cliente mezcla sus componentes, los que ya tiene en el armario de su laboratorio, para conseguir un nuevo producto fruto de esa reacción.

Y mi labor como Coach,... sencilla. Me siento como el catalizador de esa reacción química; ese componente que es necesario para que se produzca, pero que no forma parte de la reacción en sí, ni del producto final, que es fruto de la mezcla de los reactivos del cliente.

En definitiva y a lo que iba,.... el Coaching es algo que todo el mundo puede experimentar, que puede ser útil en cualquier faceta de nuestras vidas y que pese a algunas voces que se imponen desde los medios de comunicación o desde instancias que han visto el gran negocio en ésto, está al alcance de todos y es muy beneficioso en poco tiempo.